Apuntapala, una empresa creada por emprendedores con ingenio.

Agosto 2006
REPORTAJE REVISTA EMPRENDEDORES, Emprendedores con Ingenio.
Por: Javier Escudero.
Apuntapala, una empresa creada por emprendedores con ingenio.

emprendedores.jpg
Javier P. Echaleku con Mar Lucas.
………………………………………………………………………………………………………………………………………………….

Jóvenes, aunque con una amplia experiencia en el mercado, tanto por haber trabajado en distintas compañías como por haber probado suerte con negocios propios, han sabido crear en muy poco tiempo una red comercial y de producción con la que lanzarán estos días su primera colección de sus camisetas Yoloflipo. Éste es el primer paso hacia el desarrollo de nuevas marcas y líneas de negocio propias, así como licencias para otras compañías.

Mar Lucas y Javier P. Echaleku, fundadores de la empresa alicantina Apuntapala, se preguntaban si era posible el made in Spain en el sector de la moda y en un mundo totalmente globalizado. “¿O por el contrario sólo nos queda el viejo recuerdo de ‘La Moda de España’ en cuanto a los conceptos de diseño, para después terminar sacando la producción a los países en vías de desarrollo?”. Estos dos jóvenes se centraron en crear un concepto nuevo, “que permitiese desarrollar un producto que fuera posible ser fabricado en España al 100% y una pequeña aportación más para mantener y potenciar el saber hacer de la industria española”.

Concepto de negocio claro

Sin abandonar esta filosofía, Echaleku y Lucas crean en junio de 2005 la marca de ropa Yoloflipo, diseñada y fabricada íntegramente en España, desde el tejido hasta la confección y los acabados. “Ya habrá tiempo de crear o explotar más marcas en nuestro país o fuera de él y fabricarlas aquí o allí”, señalan.

Los productos con los que han lanzado la marca son básicamente camisetas que incluyen en su diseño mensajes sociales o expresiones populares cargadas de contenido social o enfocadas a ser un juego visual. Echaleku –con experiencia en las áreas comercial, marketing y comunicación y fundador de tres empresas relacionadas con el sector del calzado– y Lucas –especializada en atención al cliente, ventas y compras y socia en dos negocios de venta de muebles y de electrodomésticos– invirtieron 18.000 euros en proteger la marca, en hacer estudios de producto y en diseñar los muestrarios, principalmente.

Los dos socios sopesaron el mercado y, para crear Apuntapala, tuvieron en cuenta lo que habían aprendido de sus experiencias anteriores como empresarios: “Nuestras experiencias profesionales eran similares, así como los problemas a los que nos tuvimos que enfrentar con nuestros anteriores empresas como enfoques estratégicos mal planteados o la elección de socios”, aseguran.

Búsqueda de socios estratégicos

Tras registrar la marca, hicieron las primeras pruebas, “que eran prácticamente artesanales. Al ver la respuesta de la gente que las veía –que pensaban que era una marca que ya estaba en el mercado–, empezamos a presentar la idea a los diferentes socios estratégicos que necesitábamos (fabricante, talleres de estampación, de bordados, representantes, etc). Hicimos unas pruebas para testar el mercado y analizar el tipo de tienda al que nos íbamos a dirigir, las marcas con las que competiríamos, el posible consumidor, etc.”, explican. Fruto de este trabajo previo, Echaleku y Lucas establecieron diferentes acuerdos, entre otros, con la diseñadora Cecilia Donoso, con la fábrica Creaciones Samuel’s, y con varios talleres de estampación, de bordados y de tejidos. Con toda esa información, y una vez hecho el análisis financiero y desarrollado el plan estratégico, en menos de tres meses crearon y confeccionaron la primera colección Yoloflipo. “Con toda la red de producción y comercial que estamos construyendo –entre ellos, una docena de representantes del mundo de la moda casual de marca– podremos crear nuevas marcas en el futuro, tanto propias como licenciadas de otras marcas que quieran sacar líneas de ropa. Además, tanto nuestra marca Yoloflipo como el resto de marcas propias que desarrollemos para ropa las ofreceremos a productores y distribuidores de otros productos donde la marca sea viable (calzado, colonias, relojes, etc.)”. Como la primera campaña de su línea de ropa no entra en las tiendas hasta este mes de septiembre, Echaleku y Lucas prevén empezar fuerte en febrero de 2007, “que esperamos facturar unos 200.000 euros, siendo muy conservadores”.

Con su marca Yoloflipo, Javier P. Echaleku y Mar Lucas han hecho realidad el ‘made in Spain’ en un mercado tan globalizado como la moda.

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Deja tu comentario