el confidencial salon mi empresa

Javier Echaleku en El Economista: ‘El fracaso incita a emprender’

El 14 y 15 de febrero, Javier Echaleku asistió como ponente al III Salón MiEmpresa de Madrid. Así, participó en una mesa redonda sobre el fracaso empresarial como método de aprendizaje. Así lo reflejó en su crónica el diario económico El Economista. Para acceder a archivo original, aquí.

El fracaso incita a emprender

“Un emprendedor es una persona que escucha a todo el mundo, pero luego hace lo que le da la gana”, manifestó Javier Martínez Romero, fundador de Tom Sagan y scalabBle. Bernando Moreno Nieto, CEO y co-fundador de ICSW Group, explicó “cuando se aprende de verdad es con el fracaso, no con el éxito”; Javier Echaleku,CEO de Logocomunica, afirmó rotundamente “yo me arruiné emprendiendo”; y Albert Riba, Dynamic Partner, fundador de inPreneur y el encargado de moderar la charla, destacó que “el fracaso se asimila con dignidad y con capacidad de asimilación”.

Éstas son algunas de las ideas que se comentaron en la charla Me arruiné montando una empresa… y esto no me impidió volver a fracasar. El fracaso como emprendizaje hacia el éxito en el salón de MiEmpresa. Un aspecto en el que coincidían los cuatro emprendedores es que para poder llevar una empresa hay que tomárselo con mucha responsabilidad, y no engañarse a uno mismo, sobre todo con el tema de los números. “Si te equivocas hay que tener un plan B” explicó Echaleku. Otro propósito fundamental que comentaron los ponentes es que para no fracasar es necesario atender al equipo de trabajo. “Hay que escuchar a la gente para valorar distintos puntos de vista”, relató Moreno Nieto.

El fracaso, aspecto positivo

El auditorio congregó a unas 300 personas. El moderador comenzó aclarando la diferencia entre el error y el fracaso. “Se basa básicamente en la percepción del tamaño. El error es más pequeño y el fracaso es muchomayor. De un fracaso se debe aprender”, explicó Riba. Posteriormente, animó a los presentes a que realizasen una lista de fracasos cometidos en la vida profesional, donde se debe analizar todo lo que se puede aprender de cada una de estas decepciones. Echaleku amplió a las palabras de Riba, mencionado que “el error te lleva al fracaso, pero lo más importante para que en un futuro no nos ocurra lo mismo es entender cómo hemos llegado a ese revés empresarial”. Además, recalcó que “el fracaso está inscrito en el carácter del emprendedor, pero actualmente considero que estoy alcanzando unos objetivos gracias a que en su día fracasé”.

Moreno Nieto tuvo una experiencia muy difícil en el mundo empresarial. “Mi familia y yo nos arruinamos en el 2004”, pero esto no le ha impedido seguir emprendiendo. “Los errores de mi fracaso se dieron por creerme más listo que nadie y no escuchar a los demás ”, declaró. “Los errores de mi fracaso se dieron por creerme más listo que nadie y no escuchar a los demás”, declaró.  “He montado seis empresas, sólo queda una, pero sólo fracasé en una”. Así de claro empezó Martínez Romero su breve intervención. Lo más importante para el empresario es que “los que son verdaderos emprendedores no asumen el fracaso”.

Los ponentes han valorado sus fracasos empresariales de forma muy positiva. Todos pudieron salir de la mala gestión que habían llevado a cabo en su propia empresa, reflexionaron acerca de los sucedido, asumieron sus fallos y se remontaron de nuevo con una mentalidad renovada, con mucha más experiencia, reorientaron sus negocios y lo más importante, ninguno de ellos se ha desanimado. Es más, todos han seguido emprendiendo.

Martínez Romero reconoce que “el apoyo de la familia es un pilar fundamental para poder seguir adelante y con la cabeza bien alta, aunque el fracaso sigue estando mal vito en nuestro país”. Moreno Nieto declaró que “ahora soy mejor profesional que antes”. “Siempre se sale adelante si uno se lo toma en serio, si fuiste capaz de levantar una empresa serás capaz de volver a hacerlo”, concluyó Echaleku.

Comprar otras empresas

Otra opción de emprender es comprar una empresa que ya existe. Bajo el título Adquirir una compañía como vía de emprendimiento. ¡Lo han hecho y te cuentan cómo! se organizó una charla.

Bence Horvath, presidente de ASM; Miguel Postigo, socio de Planta 18, Bodega Bosque de Matasnos y Sino Spain Quality Wines; y Francisco Ordóñez, Consejero Delegado de Acerta, relataron sus experiencias en este ámbito de adquisición de empresas. Coinciden en afirmar que decidieron trabajar por cuenta ajena para poder liderar un proyecto con pasión. El moderador, Antonio Sánchez, director general de Crece+, expresó que “comprar empresas es una nueva vía de emprendimiento”, pero reconoce que “es cierto que en España hay poca cultura de innovación”.

Uno de los factores clave para realizar esta compra con éxito es conocer el sector en que se va a desarrollar la actividad empresarial. “En mi caso no fue así, pero contaba con socios que conocían a la perfección el sector”, comentó Postigo. Los ponentes reconocen que al comprar otras empresas uno tiene la absoluta libertad de dirigir la compañía y liderar un proyecto. Horvath afirma que esto “es impagable”.

Además, es necesario tener acceso a financiación o tener un capital mínimo. Para Horvath “hay que poseer un capital que sea tres veces el precio de la cuantía con la que se plantea el proyecto”. Ordóñez añadía a las palabras de Horvarth, “hacer bien los números al principio es fundamental, porque nunca se cumplen. Siempre hay que tener un plan B previsto”.

Con un 30 por ciento más de inscripciones que el pasado año y con una superficie de más de 5.000 metros cuadrados, la tercera edición del Salón MiEmpresa tuvo lugar durante el 14 y 15 de febrero en el Palacio de Congresos de la capital. El Salón nace de la mano de Creaventure, con el objetivo de permitir a los emprendedores, empresarios y los autónomos encontrar soluciones a sus inquietudes sobre temas de puesta en marcha, financiación, desarrollo y gestión, o adquisición de pymes.

Durante los dos días del salón, más de 200 ponentes participaron en debates, talleres y charlas donde compartieron sus experiencias y sus conocimientos en el ámbito empresarial para que los asistentes encuentren el contenido que más se adapte a sus necesidades y expectativas.

Asimismo, se fomenta el intercambio de experiencias entre empresarios e instituciones, además de incrementar las redes de contactos con una sala dedicada exclusivamente al networking.

Los emprendedores y las pymes se esfuerzan día a día para seguir siendo el motor de la economía española. A pesar de que España se sitúa a la cola en cuanto a emprendimiento, la falta de oportunidades hace que muchos trabajadores vean esta alternativa como una de las pocas salidas laborales.

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

2 comentarios

Deja tu comentario

  1. Pingback: El fracaso ayuda a emprender

  2. Pingback: Holaaaa Mundo!!! « scebenezer

Deja tu comentario