Formas de encontrar trabajo en los tiempos que corren

Me he propuesto escribir este post, a pesar de que es uno de los más difíciles a los que me he enfrentado, porque estoy hasta el gorro del clima negativo al que nos someten diariamente en las noticias. Quiero dar un punto de positividad, optimismo y empuje emocional. Deseo trasladar el espíritu emprendedor a todo aquél que se encuentre en una situación económica difícil para que encuentre su camino.

¿Se puede encontrar trabajo con la altísima tasa de paro que tenemos en nuestro país?

Antes de responder a esta pregunta me gustaría exponer 3 puntos básicos, a pesar de que soy consciente de que a mucha gente no le gustarán o no entenderán y que podrá ser pasto de los trolls. Son reflexiones que yo mismo he practicado y me han funcionado y por eso las comparto.

1.- No es más rico el que más gana si no el que menos necesita.

Primero haz un análisis financiero de tu economía personal y familiar, elimina gastos innecesarios, despréndete de cosas que puedas vender y te aporten dinero para minimizar o eliminar deuda y optimiza tus necesidades de financiación. Mata la vaca, cuanto menos dinero necesites para cubrir tus gatos más bajo pondrás el listón del sueldo y más posibilidades tendrás para encontrar trabajo pronto y empezar a generar ingresos. A partir de aquí es muy sencillo, conseguir ingresos que cubran todos los gastos, como mínimo. No endeudarse puesto que la deuda genera más gastos en forma de intereses y te acaba hundiendo. Vive con lo que tienes y adáptate a tus posibilidades reales.

2.- Aporta valor y conviértete en imprescindible.

El sueldo que te paguen o el dinero que consigas tendrá que generar más dinero a la empresa que te paga, así podrás crecer. La misma regla que la primera pero hacia el otro lado. Si tu no generas beneficio a la empresa para la que trabajas (ya sea como trabajador contratado o como proveedor), te convertirás en un gasto en lugar de ser una inversión y serás prescindible, substituible y una carga innecesaria. Genera valor, haz ganar dinero y tu ganarás dinero. Para ello analiza aquello que mejor sapas hacer, trabaja tu marketing personal con las herramientas que tengas disponibles y vete a demostrar el valor que eres capaz de aportar. Olvídate de los currículums y contacta directamente con los dueños de empresas para hablarles de ese valor. Usa internet y rastrea en las redes sociales.

3.- La mayoría de los empresarios reales de nuestro país son muy parecidos a ti.

Hay muy pocos empresarios al estilo autoritario, tirano y feudal que mucha gente tiene en mente. La mayoría son personas normales, cuyas empresas son pequeñas economías por las que luchan día a día. Sus empresas no son grandes corporaciones si no pymes familiares de menos de 20 trabajadores. Son familias grandes muy alejadas de las multinacionales. No pueden contratar a gente si eso les carga de gastos, pero están deseosos de encontrar talentos que luchen con ellos por la misma causa, levantar una empresa y crecer.

Dicho todo esto, y después de preguntar en twitter para ver lo que pensaba la gente, recibí estas ideas en mi TL:

@Kissyyy hablaba de conseguir visibilidad y tirar de amigos.
@dokproject nos dice que no eches un cv, “echa” una propuesta. Detecta una necesidad que seguro tienen y propón cómo satisfacerla.
@SebChartier nos habla de crearte el trabajo. Aceptar un variable importante para que el empresario no sea el único que se la juega. Si vales, ganaras mas!
@cristinadelpri dice que trabajaría gratis el primer mes, para demostrar su valía.
@happymangarea nos recuerda que hay que saber venderse y que están los periodos de prueba donde ya no solo te vendes, sino que demuestras lo que vales.
@Ciudadano_Malik plantea ofrecer tus servicios a una empresa y cobrar solo por las ventas que consigas. Ganaras respeto y si cumples te contratarán o quizá sin darte cuenta te habrás convertido en emprendedor.
@caravgon nos recuerda que también se puede salir fuera de nuestra ciudad e incluso de nuestro país.

Lo que está claro es que el mundo ha cambiado. Siempre digo que el concepto “crisis” no es algo que se tenga que “arreglar” porque ya no tiene arreglo. Los grandes poderes económicos y políticos mundiales han jodido el mundo para siempre. Ya no va a venir “Papá Estado” a darnos subvenciones, ayudas o similares. Tenemos que cambiar el chip, buscarnos la vida, probar nuevas fórmulas.

El mundo ha cambiado para siempre ¿Lo he dicho? Así que nos toca cambiar a nosotros. Debemos de entender el trabajo de otra manera. Ya no se busca “fuerza de trabajo” si no “valor añadido“. Las empresas ya no buscan trabajadores, desean cubrir necesidades y encontrar nueva fórmulas. No vendas horas, ofrece talento.

La estabilidad de un sueldo y de un contrato laborar ha terminado y no volverá. El concepto “trabajo estable” ha desaparecido (si es que alguna vez existió). Mira la vida con actitud emprendedora, aunque no desees emprender un negocio. Emprende tus nuevas metas.

Un sitio en el que se aprende mucho, es en eventos tipo Startup Weekend, iWeekend y foros de emprendedores en los que se palpa la realidad más real de las empresas actuales. Aunque no quieras emprender y busques trabajar para otro, asiste a estos eventos y reflexiona sobre lo que puedes aportar.

Lo siento pero el mundo ha cambiado ¿A que me repito? Es por si no ha quedado claro. Pero tengo una buena noticia para ti: solo con iniciar un proceso de cambio interior, con todo esto que he comentado, se iniciará un cambio exterior en lo que te rodea y las cosas ocurrirán.

No te refugies en excusas de ningún tipo, ya no valen, nadie te escuchará. No te lamentes por tu situación por negativa que sea y ponte manos a la obra ya mismo.

Diseña tu propia vida, coge las riendas de tu destino, busca tu futuro actuando en tu presente.

Eres el dueño de lo que quieras ser, solo tienes que desearlo, poner tus objetivos y luchar por ellos.

Y por último, pase lo que pase, no te preocupes, OCÚPATE!!!

¿Cuáles son tus propuestas?

20120522-235820.jpg

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

19 comentarios

Deja tu comentario

  1. Genial tu post.

    Mi propuesta personal: “trabajar” no para ganar dinero, sino para crear valor.
    Hacer lo que se ama, porque así se amará lo que se haga…

    Sin olvidar que el fracaso comienza cuando termina el esfuerzo. Y con pasión detrás, no hay esfuerzo…

    Always on, con #muchailusionyganas

  2. Estoy de acuerdisimo contigo, la actitud positiva en estos tiempos es más que necesaria. Las empresas quieresn solucionadores, no creadores de problemas que vienen con sus necesidades y sus penas incorporadas. Tengo amigos que cuando sale el tema del paro, me deprimen, de verdad, con solo oir cómo ven el tema…

  3. Gracias Silvia, seguro que con gente positiva podremos cubrir los que no lo son tanto y animarles a que lo sean :)

  4. Norma

    Hola Javier, tienes razón, un blog es mejor sitio para comentar, los 140 caracteres de Twitter se quedan cortos 😉
    Creo que una persona que está sin trabajo ya habrá contemplado la necesidad de reducir gastos hasta que su economía se normalice, si es que en algún momento se vuelven a vivir épocas mejores. Decirle a alguien que busca empleo que procure reducir gastos porque “no es más rico quien más tiene sino quien menos necesite”, quizás es decirle que está derrochando, puede sentir que se lo está culpabilizando por su situación. No creo que sea el sentido que quieres dar a la frase, pero hay casos muy desesperados de gente muy necesitada. El título del post es “formas de encontrar trabajo”, el punto uno no aporta para la búsqueda de empleo o de ingresos, por eso pienso que sobra.
    Muy bueno el artículo, por lo demás. Un saludo, Norma

  5. Norma, muchas gracias por el comentario. Te explico mi punto de vista a ver si te acerco a mi postura.
    Lo de “no es más rico el que más gana si no el que menos necesita” es, evidentemente, un titular y como tal busca impacto jeje.
    Por lo que comentas, tienes razón en que alguien puede sentirse mal, pero te aseguro que mucha gente no ha hecho la reflexión de sus gastos innecesarios. Yo mismo cuando me arruiné no lo hice hasta que fui consciente de que debía hacerlo.
    La parte que comento de revisar los gastos está enfocada a ver lo que te produce más gastos o lo que te aporta ingresos. Es decir, no te endeudes más. Es muy común refinanciar deudas (yo lo hice) y en la mayoría de ocasiones es una trampa mortal que los bancos permiten. Te refinancian con más créditos, con tarjetas carísimas y con muchas cosas.
    Yo hablo de hacer una excel y analizar los gastos o deuda que más intereses genera y eliminarla lo primero de todo. A veces mantenemos un prestamo vencido generando intereses mientras mantenemos un coche para desplazaarnos. Hay que reflexionar la opción de vender el coche (aunque sea barato) para eliminar el prestamos vencido nos geenra menos carga financiera.
    Hacer que tu dinero trabaje para ti, no trabajar tu para pagar intereses.
    Pero ya te digo que es una reflexión muy particular de cada uno. Si que considero que aporta valor porque muchas veces no hacemos esa reflexión o la hacemos mal.
    Solo eso :)

  6. Fantastico post.

    Pienso que la clave está en cambiar la mentalidad y actitud de quién busca empleo o está empleado y quiere mantener su puesto. Aplicando por ejemplo técnicas de neuromarketig, es decir: en vez de plantear yo como empleado necesito o quiero ganar xxx € al mes, el planteamiento habría de ser, se hacer esto, esto y esto, que planteado de esta manera generará y aportará a la empresa este valor o facturación, con lo que es razonable que en reciprocidad, yo cobrase esta cantidad de Euros.
    No es sostenible plantillas de personal pasivas, que esperan directrices de arriba a abajo, sin implicación, ni aportación de ideas. Se impone y se precisa proactividad.
    Saludos

  7. Miguel

    Javier Echaleku, gracias por este post, lo más importante,en mi personal valoración, para leer hoy.

  8. Cesc (@Cesc_Vilanova)

    Genial post. Muy de acuerdo :)

    Mis propuestas:

    1. A corto plazo, tratar de reeducarnos a nosotros mismos y a la gente que tengamos cerca. Dejar de esperar que las cosas vuelvan a ser como antes. Entender que ya no nos contratarán por la cantidad de títulos que tenga en mi CV si no por lo que seamos capaz de aportar.

    2. A corto plazo, pero pensando en el largo plazo, cambiar la manera de educar a nuestros hijos. Tratar de construir sobre sus habilidades y talentos, en lugar de meterlos en el carril de un “oficio” que probablemente ya no exista cuando se hagan mayores. Un buen punto de partida para esto último:

    http://www.youtube.com/watch?v=nPB-41q97zg

    Saludos!

  9. Rosa

    Javier,como me gusta todo lo que dices en este post. Ahora intento salir adelante por mí misma,aprovechando al máximo mis recursos. Nunca he tenido vaca, así que no he podido matarla. Necesito poco para vivir, pero mis hijos tienen el vicio de beber leche… Por cierto, por si lo dudas, esos trabajos de los que hablas SI QUE EXISTIERON. SI,SI, TE LO DIGO YO, DURANTE CASI 20 AÑOS fui una feliz trabajadora por cuenta ajena, di lo mejor de mí, y disfruté de mi trabajo como no puedes imaginarte.Pero lo que no quieres que nombre, eso de lo que estás hasta el gorro, me “jodió” el mundo de paz en el que vivía. Igual, con el tiempo, creeré que en aquella época estaba “jodida”, pero, de momento, resulta muy duro sacar adelante mis proyectos.

  10. Muchas gracias Cesc por el comentario, me ha gustado mucho tu síntesis

  11. Javier, yo creo que el trabajo o las oportunidades no hay que encontrarlas (como dices en el título) sino crearlas. Buscar trabajo en un entorno de crisis tan jodido como tú dices es tarea titánica, pero generar alternativas (sin ser fácil) puede ser un poco más posible. Aunque eso exige cambiar el chip de “que me contraten” por “yo me busco la vida”.

  12. Hola Javir, tienes toda la razón, llevo 5 días sin oir noticias, todas negativas, desalientadoras, pero la supervivencia está aqui y hay que buscarla y defenderla. Por cierto te comento que prento mi libro de “todo sonre Nutrición” en la feria del libro en madrid, si se fia uno de lospoliticos negativos y con tanto vaile de millones de € uno no sale ni de casa. la opción, seguir, seguir y seguir. Saludos Blogeros de los buenos consejos de Javiar.

  13. Hablando de aportar valor.
    Cuando estas en 1 proyecto por cuenta ajena y empiezas a “sentir” que no aportas valor (desarrollas negocio) es tiempo de cambio.
    Enseñanzas a mis hijas: Ser libres, ser potentes, tener 1 oficio (maestría), crear riqueza, crear empleo … DESARROLLAR NEGOCIO.
    En 2 semanas empezamos las clases a estudiantes de master y siempre empiezo por aporta valor y desarrolla negocio.
    Buen Post. Felicidades

  14. Pingback: Los trabajos soñados se crean, no se encuentran. « Javier Echaleku

  15. Juan Carlos

    Pero de qué clase de trabajadores estáis hablando. Decidme qué valor puede crear un trabajador de un supermercado reponiendo estanterías o una cajera. Un trabajador en una cadena de montaje, que está todo milimetrado y no te puedes salir del guión. Habláis sólo de trabajos “top”?. Porque la gran mayoría somos trabajadores normales y corrientes. Y no se en qué habéis trabajado vosotros, pero, mi experiencia es que por mucho que tu hagas ganar el empresario más dinero, no te va a pagar más. Al revés, si puede te quita cosas que se han ganado en muchos años de esfuerzo.
    En fin, seguid en vuestro mundo ideal…

  16. Gracias juan carlos. Te comento, no se si estamos en un mundo ideal, solo se que si te cuento los trabajos en los que he estado no te lo crees :)
    Claro que se puede aportar valor siendo reponedor o cajera, solo hay que proponerselo. Y si no te gusta tu trabajo no tienes más que cambiar de vida. Se puede :)
    Mucha suerte.

Deja tu comentario