la duda del emprendedor

Volver a emprender después de un fracaso.

Lo más difícil de volver a emprender después de haber fracasado en otros proyectos no es el hecho de empezar de nuevo si no la gran cantidad de sentimientos que te quedan dentro después de haberte repuesto. Por un lado está el terror al pensar – Tal vez no sirva para esto, ¿No será mejor que me quede trabajando por cuenta ajena y me olvide de complicaciones? – Pero por otro lado está la esperanza que te lleva a hacerte preguntas contrapuestas como – ¿Y si realmente sí que valgo y esta experiencia no ha sido más que un aprendizaje? -

Cuando superas esas dudas y finalmente te decides a volver a intentarlo deseas no volver a dudar más, pero ocurrirá todo lo contrario, te acompañarán toda tu vida y las tendrás presentes en cada paso que des de ahora en adelante.

En mi anterior post de esta serie describí lo que me sucedió cuando me arruiné con mi antigua empresa de diseño y fabricación de zapatos. Me sorprendió gratamente la buena aceptación que tuvo el post y la cantidad de gente que lo retuiteó y compartió en redes sociales. También me sorprendí de la cantidad de comentarios positivos que recibí de gente que estaba en una situación similar y que me transmitían su agradecimiento por compartir mi historia ya que les ayudaba a ver la luz al final del túnel.

En esta ocasión quiero relatar lo que viví al volver a emprender después del fracaso, intentando analizar los puntos clave de esta aventura y aportando más información a quien pueda interesarle para ayudarle a seguir adelante con sus sueños y con sus proyectos.

1.-) El emprendedor reincidente necesita emprender en solitario.

Cuando, una vez pagadas todas las deudas, le dije a mi ex-mujer (por aquél entonces pareja) que quería dejar mi trabajo en Vodafone y volver a emprender un negocio, lo primero que me preguntó es – ¿Por qué? – Y la única razón que encontré era, porque lo necesitaba, tenía que luchar contra aquella duda y demostrarme a mí mismo que podía empezar de cero sin cometer los mismos estúpidos errores infantiles que había cometido en el pasado. Pero esta vez quería hacerlo solo, sin socios, haciendo que toda la responsabilidad recayese sobre mí y para tener la libertad de tomar el camino oportuno sin tener la sensación de que me estaba escondiendo en las decisiones de otros. Además necesitaba poner en práctica todo lo que había aprendido hasta entonces.

Ella me respondió sin dudar – hagas lo que hagas yo te apoyaré y estaré a tu lado pase lo que pase – y aquella respuesta marcó el inicio de una nueva aventura.

2.-) El emprendedor inicia procesos para perseguir sus sueños.

Alicante, principios de 2008, con casi toda la deuda anterior liquidada y después de varios años trabajando en Vodafone. Hacía un año que estaba testeando un nuevo modelo de negocio que cubría una necesidad en el sector al que en ese momento me dirigía. Las pymes a las que entrábamos con nuestros servicios BlackBerry no tenían ni idea de internet y mucho menos de internet en movilidad, y como desde mi puesto en Vodafone no podía hacer mucho por ellos terminé montando Logocomunica (ahora kuombo)  y marchándome definitivamente de la empresa en la que estaba.

Cuando le dices esto a tu familia y amigos lo primero que muchos te dicen es – Estás completamente loco, ahora que estás bien vas a volver a liarte con una empresa, ¿no ves que no vales como empresario? – Además mucha gente que sabe de economía me decía – Ten en cuenta que se avecina una crisis muy fuerte, llevamos varios años de bonanza y la burbuja inmobiliaria está a punto de explotar.- También es cierto que otros amigos y familiares te dicen – Adelante, puedes hacerlo -

Estos comentarios incrementaban mis dudas del principio pero las ganas de intentarlo eran más fuertes que todas las dudas, así que finalmente me decidí e inicie el proceso de perseguir mis sueños. No, no estaba nada loco, el hecho de creer en mis sueños estaba reforzado por todo lo que había aprendido hasta entonces. Me encontraba totalmente preparado para afrontar de nuevo este reto y mi ex-mujer creía ciegamente en mí porque sabía que había aprendido todo lo necesario para empezar de nuevo.

3.-) El emprendedor aprende de los errores. No falla, practica.

Al principio todo era crecer, sobre un modelo de negocio aparentemente interesante pero que con el tiempo se demostró que era débil, salíamos a vender nuestros servicios a la vez que yo complementaba esta labor con la consultoría comercial y de negociación como freelance para empresas, lo cual garantizaba unos ingresos extras que ayudaban a financiar el inicio de la empresa.

¿Qué cambió en mí cuando dejé mi trabajo acomodado e inicié este nuevo proyecto lleno de incertidumbre? Básicamente que todo lo miras desde otra perspectiva, la frase que no dejas de repetirte es – Ahora no puedo fallar, he de estar atento a cada cambio y reaccionar rápido, no puedo dormirme, ser empresario no es “guay”, es una responsabilidad muy grande y no puedo fallar a mi mujer ni a mí mismo ni a todos los que me acompañarán en esta aventura (clientes, proveedores, colaboradores, empleados, etc).

Me sentía seguro porque, así como cuando empecé la otra empresa de calzado, con la que me arruiné, no tenía ni idea del negocio y tuve que aprenderlo todo muy deprisa, en el tema de internet tenía bastante experiencia y sabía aplicarlo a los modelos de negocio de las empresas para las que trabajábamos, por lo tanto me ayudó mucho sentirme seguro y no necesitar socios. Además el hecho de haberme arruinado y haber pasado varios años pagando deudas y reflexionando sobre los errores me dio el aprendizaje de varios masters a la vez, por lo que no solo no me hizo daño lo ocurrido si no que salí plenamente reforzado.

Todo empezaba a ir sobre ruedas, solo crecíamos y crecíamos, la consultoría la vendía bien y la empresa estaba contratando servicios, hasta empezamos a tener empleados y comerciales.

Pero llegó lo que muchos me anticipaban y que estaba totalmente fuera de mis planes. En septiembre de 2008 quiebra Lehman Brothers en Nueva York y un efecto dominó hace que los engranajes financieros del mundo entero empiezan a frenarse y todo empieza a cambiar para siempre.

En octubre bajaron nuestras ventas, en noviembre casi desaparecieron y en diciembre la gráfica quedó en punto muerto, cero ingresos y la consultoría se frenó casi al 90%. Solo me quedaba un cliente que además era otro distribuidor de Vodafone en Valencia y gracias a él pude seguir aguantando hasta febrero. El equipo comercial empezó a abandonar el barco y tuvimos que quedarnos mi ex-mujer y yo solos de nuevo. Con menos de un año de vida, esa prometedora empresa que había creado llena de sueños se estaba derrumbando y esta vez era por algo que se escapaba totalmente a mis competencias.

En ese momento lo que te pasa por la cabeza no se puede describir, piensas que la gente va a señalarte con el dedo y te van a decir que ya te avisaron, pero no ha sido culpa tuya, la economía mundial se ha parado y nadie lo tenía previsto (solo unos pocos entendidos) ¿mala suerte? ¿Decisión equivocada? ¿Momento inoportuno?

4.-) El emprendedor no tiene suerte, la crea aprovechando oportunidades.

Había que reaccionar rápido, tenía que buscar una alternativa y esta llegó en forma de “vuelta a Vodafone”. El distribuidor de Valencia para el que daba consultoría y coaching comercial me ofreció irme a vivir a Valencia y trabajar allí como director comercial, así que hablé con mi ex-mujer, valoramos la alternativa y vimos que era la única salida, así que acepté la oferta con la idea de esperar a que las aguas volviesen a su cauce y “congelar” la actividad de la empresa que acababa de crear. Además, Alicante estaba muerto y en Valencia se empezaba a fraguar un importante tejido empresarial de Internet y las tecnologías y nosotros debíamos estar en el lugar adecuado en el momento preciso.

Laura, mi ex-mujer, se vino conmigo a Valencia y desde casa estuvo atendiendo a los clientes que nos quedaban y haciendo labor de comunicación para que no se enfriase el proyecto. Yo desde mi nuevo puesto y desde la nueva ciudad pude conocer otros mercados que no estaban tan tocados por la nueva situación económica mundial y entre los dos fuimos construyendo marca con la empresa y buscando nuevos huecos y nichos de mercado y sobre todo nuevas necesidades.

5.-) El emprendedor inicia procesos para perseguir sus sueños. ¿Lo he dicho ya?

En 6 meses descubrí que se avecinaba una creciente necesidad de vender por internet, pero que además las empresas debían cambiar su enfoque comercial para adaptarse al nuevo medio y a los nuevos lenguajes. Había mercado, difícil de cuantificar, con demasiadas incertidumbres y con una situación económica mundial realmente dura, pero el gusanillo que llevaba dentro me empujaba a dejar de nuevo mi trabajo  e intentarlo otra vez. Quería perseguir mis sueños.

En ocasiones me han preguntado si estas oportunidades se presentan por azar y si influye la situación económica general o la financiación para iniciar una actividad así. En mi caso todo era técnicamente adverso, pero las oportunidades las iba creando yo mismo visualizando hacia delante y asumiendo riesgos muy importantes, creando mi propia suerte (como explican en “El libro de la buena suerte”). La situación económica lejos de ayudar entorpecía porque las empresas no tenían dinero para invertir y los bancos habían cortado el grifo, pero la tendencia del mercado iba hacia internet y todavía quedaban muchas empresas que no estaban dispuestas a tirar la toalla. Solo era cuestión de llegar a ellas.

En ese momento yo seguía sin un duro, vivía de mi sueldo por cuenta ajena y poco más, porque los ingresos de los clientes que manteníamos de la primera etapa prácticamente solo cubrían los gastos, así que tenía que tomar una nueva decisión ¿volvía a dejar mi trabajo por segunda vez para perseguir mis ideales, pero con una visión más clara y más madura de la situación o me quedaba en mi estado de confort que tenía con el sueldo fijo?

Lo más importante es que volví a creer en mi intuición, lo tenía claro, el mercado iba a ir por donde yo pensaba, los clientes que iba a necesitar para la nueva etapa los tenía (aunque ellos todavía no lo sabían, jejeje) iba a ayudar a las empresas a vender por internet y con eso me ganaría la vida y mi ex-mujer nuevamente me apoyaba en todo (no sé quien está más loco de los dos, jeje)

6.-) El emprendedor necesita vender y crear un equipo fuerte para hacerse grande.

No lo pensé más, me despedí de mi trabajo y empecé a hacer llamadas de teléfono a empresas ofreciendo mis servicios de consultoría de eCommerce para ayudarles a vender por internet.

En menos de 15 días ya había conseguido mis primeras ventas y estaba ingresando más dinero que trabajando por cuenta ajena. Todo pintaba bien y las esperanzas aún me animaban a seguir y reafirmaba mi convencimiento de que dónde muchos veían crisis yo estaba viendo oportunidades.

A partir de este momento y durante los años siguientes solo me centré en tres cosas, vender, estar muy atento a los cambios que iba a experimentar día a día, y crear un equipo fuerte para poder crecer invirtiendo todo el beneficio en crear ese equipo.

En muy poco tiempo las ventas crecieron de manera exponencial, cliente tras cliente, servicio tras servicio y el equipo se fue incrementando. Primero 4 empleados, luego 8, después 10 hasta el momento actual que somos ya 17.

7.-) El emprendedor ha de ser austero y prudente para convertirse en empresario.

En todo este proceso mimé mucho el estado financiero del proyecto, intentando no cometer los mismos errores que en la anterior empresa. Mucha austeridad con los gastos (sobre todo con mi sueldo y con el de mi ex-mujer que había muchos meses que ni lo cobrábamos, sobre todo al principio) invirtiendo en los empleados, haciéndoles partícipes de este crecimiento y demostrándoles que estábamos ante una oportunidad de crecimiento muy importante y que ellos también son parte importante de ello. Inviertiendo en talento y asumiendo que uno solo no es capaz de saberlo ni hacerlo todo.

No descapitalizarse, conseguir tener una caja muy rápida y saneada, hacer colchón financiero, invertir solo en lo que pueda dar rentabilidad a corto y evitar los gastos superfluos es vital para la creación de una empresa.

8.-) El emprendedor puede rodearse de socios siempre que aporten valor.

A partir de este momento en el que había conseguido una estabilidad decidí compartir la empresa con más socios que aportasen valor al proyecto, manteniendo siempre la mayoría de la sociedad pero creando un equipo directivo fuerte y muy profesional que convirtiese un pequeño proyecto de autoempleo de lujo en una empresa con sistemas de trabajo estructurados y con un plan de crecimiento global.

Ahora, cuando miro atrás y veo todo lo que ha pasado hasta llegar aquí pienso – ¿si volviera a intentarlo llegaría al mismo sitio? – y la verdad es que es difícil encontrar la respuesta. Lo mismo que cuando alguien que ha pasado por una experiencia similar a la mía me pregunta - ¿Me aconsejas volver a intentarlo? – siempre le diré…

- Si crees en tus sueños persíguelos, intenta dar los pasos adecuados, rodéate de talento, se honesto y trabajador, austero, ágil, reflexivo y todo será más fácil. El futuro siempre dependerá de ti mismo y no de las circunstancias. -

Llegados a este punto no me considero ningún gurú ni ningún genio de los negocios solo un emprendedor que persigue sus sueños y que se ha ido convirtiendo en empresario. Solo quiero cerrar el post diciendo que el éxito es efímero y siempre se puede ir de la noche a la mañana por un error, por ello nunca hay que bajar la guardia ni dejar de aprender.

En el siguiente post relataré con más detalle todo lo que ocurrió desde que se inició Logocomunica (ahora kuombo) por segunda vez hasta hoy y como conseguimos pasar de ser 4 empleados a 17 en menos de 3 años. En ese periodo se tuvieron que hacer más de 5 cambios estratégicos, incluso en un momento dado casi nos quedamos sin empresa, asumiendo grandes riesgos en cada cambio y siendo muy ágiles, pero eso es otra historia.

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

61 comentarios

Deja tu comentario

  1. Pingback: Yo me arruiné emprendiendo « Javier Echaleku

  2. Pingback: Volver a emprender después de un fracaso. « Javier Echaleku | Creativity People Technology | Scoop.it

  3. Gran historia de superación y saber hacer! Enhorabuena por los éxitos alcanzados!

  4. Nuria

    Ha merecido la pena la espera, tras la primera parte ya imaginaba que la segunda iba a ser buena.
    Me gusta mucho tu reflexión, esa mezcla entre sueños, realidad, trabajo duro y honestidad es tan cierto como imprescindible.
    Gracias por compartir tu experiencia.
    Un saludo

  5. Que crack!! Que grande!! Me siento identificado en casi todo, por no decir en todo. Felicidades y sigue soñando, soñar es parte nuestra vida.

  6. Enhorabuena, es una historia digna de ser contada.

    Un abrazo.

  7. Natxo Garcia

    Gracias por contarnos tu historia y hacernos soñar!

  8. Reme García

    Muchas gracias por contarnos tu historia y dejarnos algunos de los consejos que te han llevado al éxito que, sin duda, te mereces.

    Leyendo este post, y a pesar de no conocerte, deduzco que eres una persona luchadora y trabajadora, humilde, que sabe ver sus limitaciones y que valora el conocimiento y el “saber hacer” de los demás. También pienso que eres afortunado por tener a tu lado una persona que cree en ti y que te apoya incondicionalmente.

    Un abrazo y, de nuevo, gracias por este magnífico post.

  9. Me parece genial que compartas tus experiencias, ojalá hubiese tenido un mentor como tu cuando yo monté mi empresa, realmente como tu bien dices uno no falla, sino que practica. Te das cuenta de que cada vez lo haces mejor, pero que por cada cosa que aprendes hay un fallo detrás. Desde fuera solo se ve la fachada del edificio pero dentro hay muchas habitaciones sin amueblar. Enhorabuena. Estoy seguro de que voy a estar encantado de conocerte en el ecommaster :)

  10. lala

    Vender por internet significa diseño web. Llevas 2 años en el negocio, 17 empleados, bla bla bla, pero todavía no has aprendido que si pones letra negra sobre fondo gris moteado no se ve un carajo.

    Respecto al artículo, dos comentarios: (1) a tu mujer la tienes que tener en un altar. Lo de ‘contigo pan y cebolla’ no lo aguanta cualquiera. Si ella se hubiese negado a seguir la aventura, otro gallo cantaría, y (2) cada vez que el negocio se ha torcido, has tenido la suerte de encontrar trabajo por cuenta ajena. No todos pueden contar lo mismo.

    Me alegro de que al final la jugada te saliera bien.

  11. Hola de nuevo Javier,
    Poco puedo añadir a lo que ya has expresado con la claridad que te caracteriza.
    Creo que has dado con las claves para emprender :
    Trabajo, honestidad, constancia y austeridad.
    La agilidad se va perdiendo conforme las empresas van creciendo, por lo que, en ocasiones, puede ser recomendable fijar un punto máximo de crecimiento y/o diversificar las actividades, en el supuesto de que fuesen varias, en diferentes empresas con su economía y presupuesto independiente. Enhorabuena y que nos sirva de ejemplo para todos.
    Saludos,

  12. Nemigo

    haber estado en inditex y marcharse pensando soy el rey del mundo y me lo voy a comer… te sorprendería la cantidad de gente que lo ha pensado y se ha dado la hostia de su vida

    Claro que se puede aprender y tener un buen proyecto. Pero hay que trabajar y pensar a largo plazo. Ese es uno de los errores que se cometió y nos tiene en la crisis actual. Son miles las empresas caídas por no haber tenido la visión a largo plazo. Carecer de un buen producto/servicio y no haberse rodeado de buenos profesionales. Se prefirió apostar por el día a día. Lo más barato y lo inmediato y cuando se ha tenido que buscar valor añadido no hay

  13. Pingback: Sin tiempo para escribir.127, Carrero

  14. ESTER

    INCREÍBLE, UN APLAUSO POR TI, ME QUITO EL SOMBRERO, TE FELICITO, PERO NO SABES POR QUÉ… POR TU ESPÍRITU, Y POR LO FELIZ QUE SERÁS EN LA VIDA AL LADO DE ÉSA PACIENTE MUJER! JJAJAAA
    EN FIN, PUEDES USAR MI CORREO PARA INFORMARME SOBRE EL SERVICIO QUE DA ESA EMPRESA TUYA QUE AYUDA A OTRAS EMPRESAS A VENDER POR INTERNET ¿? YO TAMBIÉN SOY ALGO “EMPRENDEDORA” AJAJAJA
    UN SALUDO!

  15. Pingback: Volver a emprender después de un fracaso. « Javier Echaleku | Innovadores Sin Fronteras | Scoop.it

  16. Es muy difícil emprender en un país que no premia ni admira al emprendedor.
    Tu tenacidad te honra, tu miras a la muerte a la cara.
    No se si estas loco o eres un sabio.
    Suerte y felices fiestas.
    Yo también apuesto por mi proyecto GEDAYC pero con mas mesura pues llevo peso extra y responsabilidades.

  17. Excelente historia Javier, hay mucho que aprender de ella; además de ser muy inspiradora para los que tuvimos nuestros fracasos en países que no aceptan el fracaso.

    Aprender haciendo, vaya escuela.

  18. Muy buen post Javier,

    El toque humano de los contenidos que generas en tu blog te distingue y te permite ir construyendo una base de fans en Internet.

    Seguiré atento a tus nuevos posts que son lectura obligada para cualquier emprendedor.

    Un abrazo

  19. Buenas de nuevo Javier, tenía ganas ya de leer esta segunda parte después de leer la magnifica y a la vez dura primera parte. Da gusto poder leer entradas en blogs tan positivas en los tiempos que corren. Espero que todo te siga yendo igual de bien y mantengas esa “buena suerte” que tanto te has trabajado.

  20. Marcos tello

    Estaba esperando esta segunda parte y no me ha decepcionado.
    La forma en la que escribes denota que eres un verdadero emprendedor,pones los cinco sentidos en ello y una enorme aportación personal ,la narración no tiene aditivos esta escrita desde el alma empresarial y no te limitas a un copia pega de best sellers empresariales.francamente veo mucho compromiso. Enhorabuena por el esfuerzo y felicidades por tus logros.muy constructivo!

  21. Pingback: Historia del fracaso de un emprendedor

  22. Fantástico post que da ejemplo de alguien que es honesto y no tiene problemas en explicar lo que hace y lo que siente.
    Enhorabuena Javier, muchísima suerte y espero encontrarnos un día en algún evento emprendedor.
    Yo dejé mi curro en mayo para montar http://www.empleateverde.com, de momento viento en popa pero me parecen oro molido tus experiencias, gracias por compartirlo!

  23. JVG

    Enhorabuena y gracias por compartir tu experiencia. Yo aún estoy decidiendó qué hacer con MI futuro (lo pongo en mayúsculas porque quiero ser YO quien lo decida, no las ‘circunstancias’ externas)

    Un saludo y FELIZ 2012 a todos los lectores del Blog

    JOSE

  24. digno de admiración. Como director de una entidad financiera te doy mi más sincera enhora buena. Si todos hiciesen lo mismo los bancos seguramente seguiríamos prestando dinero a los emprendedores.Sigue adelante.

  25. Nuria Rodríguez

    Enhorabuena por mostrarnos lo que has vivido y lo difícil que es superar grandes adeversidades, pero que nada es imposible si tu sueño es lo que ves al final del camino.
    Muchas gracias!

  26. Alejandro Laserna

    La única diferencia entre alguien que tiene éxito y alguien que no es que el que tiene éxito acepta sus errores

  27. Felicidades, una historia de aprendizaje continuo, superación incansable, donde tus sueños se están cumpliendo. TÚ SI QUE VALES!!!

  28. Alfonso

    Muchas gracias por compartir tu experiencia con los demás, y enseñarnos que no hay que rendirse después de un fracaso, que hay que seguir luchando por aquello por lo que se sueña.

    Por cierto, aprovecho para invitarte a la página que han abierto los de Colegio de Empresistas. Publican noticias de actualidad, eventos que organizan, formación… Te paso el enlace de su web y de su FB por si le quieres echar un vistazo. Un saludo!
    http://www.empresistascantabria.es/
    http://www.facebook.com/empresistas

  29. Pingback: Ponencia en Salón MiEmpresa sobre El fracaso como aprendizaje hacia el éxito « Javier Echaleku

  30. Pingback: Artículos que nos gustan (2) | Never Alone

  31. Pingback: Diario El Mundo: Fracasos que se convierten en éxitos. « Javier Echaleku

  32. Juanra

    Enhorabuena!!!!! Al leer tu historia, que se parece mucho a la de todos aquellos que se lo han currado desde las raices, hay un nexo común, que pienso es la clave del éxito, “el atreverse y quitarse los miedos”. Es esto la clave, bajo mi modo de ver, ya que lo veo reflejado en mi. Siento que tengo una bomba dentro, que estoy preparado para explotar en cuelquier momento, pero que no me atrevo a encender la mecha, eso es algo que me esta matando, porque siento que tengo algo que puede ayudar a otros, pero el empezar es la clave. Por ello, nuevamente, ENHORABUENA!!!!!

  33. Muchas gracias. ¿Quieres un consejo? Si de verdad quieres emprender, “mata la vaca” como explicaré en mi siguiente post ;)
    Gracias por comentar jeje.

  34. Pingback: Blog - El autónomo saludable

  35. Javir, después de conocerte en León en tu conferencia, vi que eres de los que ami me gustan, el que lo sigue, lo acaba consiguiendo, es así, superar los miedos y a los que negativamente te acompañan, es necesario para desprenderte de las muchas cosas que no te dejan progresar. Ya estamos esperando tu próximo post.

  36. Pingback: El “angst” y la “furcht” del emprendedor o cómo superar el miedo si montas una start-up - Marketing de Guerrilla en la Web 2.0

  37. Pingback: ¿Por qué soy emprendedor? « Javier Echaleku | CEO de Kuombo | Pasión ecommerce

  38. Nunca hay que perder la ilusión, desde luego que soñando se pasa la vida mucho mejor, siempre hay que tener alguna meta! Gran post!

  39. Me encanta la claridad y el detalle con el que nos cuentas tu historia Javi. Para mí, que voy por mi tercer intento, leer está siendo muy inspirador.

    Pd. +1 a lo de captar socios de valor añadido.

  40. Gracias Rafa y espero q tu tercer intento sea todo un éxito :)

  41. Pingback: Quiero volver a ser comercial. El blog de Javier Echaleku Javier Echaleku – Pasión ecommerce – Kuombo.com

  42. Pingback: Salvar la empresa convirtiéndola en un estilo de vida Javier Echaleku – Pasión ecommerce – Kuombo.com

  43. mary morales

    agradesco su comentrario xq creame que precisamente en este momento estaba tan triste, desepcionada de mi mi9sma porque me sentia fracasada, con deudas, sin empleo sin nada a unos minutos de tirar todo y encontre su pagina , creame que leer este post ahora siento que soy capaz de enfrentar la circnsytancia y levantarme y decir que puedo y que no soy una fracasada y que puedo alcansar mis sueño, Dios lo bendice.

  44. Ufff, mary. Comentarios como este me hacen ver la gran responsabilidad con la que hay que tomarse lo que uno escribe. Me alegro de que esta experiencia te pueda aportar algo de ánimo. Mucha suerte, de verdad.

  45. Veronica

    Gracias por tu generosidad al compartir tus experiencias .Luego de 1 año de haber vendido, por poco dinero, mi negocio me siento un fracaso .Busco un empleo en relacion de dependencia,para estar más tranquila o por el temor de volver a emprender.Me ha animado leer este post .Gracias !

  46. Pingback: La soledad del empresario y del emprendedor

  47. Pingback: Lois Jeans online, una emocionante aventura ecommerce

  48. OSCAR RODRIGUEZ

    Hola Javier, muchas felicidades, soy de México, tengo un negocio y este año me a ido muy mal, casi al grado de cerrar y buscar un trabajo, pero mi orgullo no me deja, y me da pena despedir a mis empleados, me siento algo frustrado y como dices, e cometido un montón de errores, tu post me a dado ganas de seguir y no tener miedo a hacer esos cambios que no me atrevo por ser señalado a ser un fracasado. En hora buena y muchas felicidades.

  49. Virginia Segura

    Me encanto tu post, ahora me encuentro en una situacion dificil, sin empleo, con algunas llamadas para entrevista, sin hasta ahora un resultado, creo que me siento desesperada porque nunca he dejado de tener un ingreso, ademas tengo familia y dos deudas importantes, esto es lo que mas me estresa las deudas, como alguna vez lo comentaste, sin embargo tengo un sueño y ademas considero que es una idea muy buena, sobre todo en mi mercado natural, es hora de poner en practica, los medios para lograrlo se presentan en diversas formas y tu experiencia de vida, me alienta, muchas gracias por compartirla

  50. alejandro

    me siento igual,yo lo e perdido todo,dinero,casa,negocio,y quien tenia a mi lado me a despreciado y apartado de su vida con mentiras,
    e pensado en estos meses tirar la toalla,pero haora que tocado fondo total,en mi an aparecido unas ganas de tirar para delante no quiero pararme a ver el tiempo pasar y consumirme poco a poco.para delante y sin miedo

  51. Manuel

    Esto ya es de hace mucho, pero las buenas historias con buenas moralejas, nunca se quedan pasadas…

    Yo estoy pensando en emprender con una tienda online y como es logico, al principio solo tengo dudas y miedos. Creo que con lo que mas me motivo es leyendo estas historias de malas experiencias, porque se puede sacar mucho de ellas.

    Lo que consigo sacar de aqui como moraleja, desde mi punto de vista, es que no debes lanzarte a la piscina sin saber si hay agua primero. Al menos debes tener una formacion minima y conocimiento del producto al que pienses dedicarte como emprendedor.
    Creo que despues de historias asi, vere con ojos mas analiticos que fantasiosos, las oportunidades y posibilidades que se presenten en mi vida.

    Un saludo y gracias por compartir estre trozo de tu vida.

  52. Malen

    He de reconocer que en cierto modo me he visto reflejado en esta historia, excepto en el final.
    Tienes la suerte de ser joven y de que posiblemente ni tu ni tu mujer os criasteis en la abundancia. Te aseguro que si no fuera así lo de llevar un nivel de vida casi “perro flauta” no lo iba a aguantar a tu lado por mucho que te apoyara y te quiera. Cuando se acaba el dinero, se acaba el amor y la suerte. No es lo mismo ir a trabajar en metro o en un seat ibiza que ir en un mercedes clase S o un porsche 911. Cuando pasas de esto último a ir en autobús, ninguna pareja te apoya. Buena suerte.

  53. Encarna

    Le he recomendado a un hermano mio que lo está pasando mal, por negocios también, que lea tu artículo : Yo me arruiné emprendiendo. Espero que le haga recapacitar para hacer la mejor elección posible, al leer lo que pones.

    Si lo hace te estaré eternamente agradecida. Gracias por tus palabras.

  54. Mary Rosero

    Te felicito por tus hagallas y el progreso que has da solo que haces ver todo tan facil y al menos para mi no es asi, son tantas mis deudas que ni perdiendo mi casa y mi auto no consegui pagarlas y lamentablemente un sueldo apenas ne da para vivir el dia a dia. Me encanta ser emprendedora pero estoy en la nada y solo cuento con la colaboracion de mi hija; ando corrida de las deudas y siento que el miedo me vence

  55. ZAIRA ALEJANDRA

    GRACIAS POR COMPARTIR ESAS EXPERIENCIAS, ME GUSTARA SABER COMO ME PODRÍA COMUNICAR CON USTED, TENGO UNAS EMPRESAS CONSTITUIDAS Y BUENAS Y ESTOY ABIERTA A LOS NEGOCIOS, NECESITAMOS POR FAVOR NOS ESCRIBA AL CORREO.
    GRACIAS

  56. Eduarda

    Hola Javier:
    Gracias por comentarnos tu historia, es de muy valiosa ayuda para quienes estamos pasando por este mal momento. No sè si coincidas conmigo que deberìa existir organizaciones de apoyo para ayudarnos, asesorarnos porque asì como mucho salen a flote otros terminan lastimàndose por asì decirlo..
    Slds. y sigue compartièndo con nostros

  57. Sara

    ¿Cuándo se supone que debería ser marcado ese hito entre el fracaso y el fallo empresarial, o acaso son el encuentro de puntos que al final se vuelven un encuentro convergente? para aterrizar finalmente en un quiebre o en un cierre empresarial?

    Saludos.

  58. elkin espinosa

    eres un valiente de los retos ,alcanzar el éxito no es fácil toca esforzarse para llegar a el.

  59. serafin

    Hola javier felicidades por tú historia pero creo que la mía es peor y no terminara también como la tuya.
    Resumiend:
    Hace como dos años tenía un trabajo una nómina y podía pagar mis deudas. Cobraba poco y tenía varios meses de retraso en nóminas.
    Por ese motivo un amigo asesor y fiador de mi casa me animo a cojer un pequeño negocio en el pueblo.
    Al principio parecía ir todo bien como toda novedad en un pueblo pequeño.pero la crisis llego fuerte y entre otras cosas nos cerraron la cooperativa del pueblo que daba de comer a muchas familias.
    Cuando me di cuenta lo que se me venía encima intenté pactar con el dueño del local pagar el alquiler en dos veces. Y hay empezó mi año horribilis. El dueño del local empezó a hablar mal de mi negocio por el pueblo. Empezó a putearme incluidas agresiones tanto físicas como sicologuicas. ice lo que nunca en mi vida pensé que aría llevar a alguien a tribunales. Me quite los empleados lo más rápido que pude. Y entendí que era yo el que tenía que luchar y sacrificarme al máximo. Pero la crisis continuo.
    Me llego la famosa subvención de 5.000 que aproveché para salir del local donde estaba y mudarme a uno mas barato en la misma calle para que los clientes apenas sintieran el cambio. Pero la crisis continuo.
    Y este mes de octubre ya ni hablemos del pasado septiembre la cosa se a puesto más dura aún tanto que en las últimas 72 horas factore 75eu.

Deja tu comentario