etic etac cabecera

El miedo al cambio en un mundo cambiante

En este relato quiero hablar de un ejemplo real y muy humano de cambios y retos constantes. Vivimos en una sociedad que no acepta el fracaso y, en muchas ocasiones, eso limita nuestra capacidad de asumir retos y de arriesgarse a hacer cambios vitales en nuestras vidas personales y profesionales.

Sin embargo hay mucha gente que, por valentía o por pasión, se aventura a romper con lo establecido y a hacer giros importantes que otros ven como una auténtica locura. Son estos cambios los que hacen evolucionar, los que te conducen a la mejora constante, los que matan la vaca y te llevan a un nuevo nivel aunque, cierto es, no están exentos de un gran riesgo.

Este es el caso de Carolina y Jorge una pareja muy particular que actualmente son los propietarios de una divertida empresa que se llama Etic Etac. Voy a contar sus aventuras en tres historias.

Jorge y Carolina en Etic Etac

La primera historia se llama “una vida sin horarios ni sentido”.

Carolina, francesa de nacimiento, trabajaba en Madrid como ejecutiva de cuentas en una importante multinacional con clientes tan relevantes como La Policía, La Casa de la Moneda, etc. Un trabajo trepidante en todos los sentidos, desde la voraz competitividad de las multinacionales hasta la jornada flexible de 16 horas. Trabajar fuera de casa, sin horarios, viajes constantes, stress, etc, a penas veía a Jorge y a sus 2 hijos de 1 y 2 años, pero experimentaba un crecimiento importante a nivel laboral.

Jorge, su marido, es argentino de nacimiento y fotógrafo de prensa. En aquella época era además propietario de un bar en Madrid. Ya imagináis lo que supone tener un bar en la capital, abrir pronto, cerrar tarde, aguantar casi de todo. Pero tenía su negocio propio aunque tampoco tenía tiempo para ver a Carolina y a sus hijos.

Así era su rutina, como la de casi cualquiera que tenga ese ritmo de vida, lo tienes todo pero a la vez no tienes nada de lo que realmente es importante. Se te escapan los días y los meses perdiéndote cosas maravillosas y vitales mientras vives una realidad absurda. ¿Hasta cuando puedes vivir así?

La segunda historia se llama “lo que lo cambia todo sin remedio”.

Año 2005. Un buen día (o malo) pasó algo que lo cambiaría todo. Jorge, sufrió un grave percance que afectó a su salud y esto le hizo replantearse toda su vida y su futuro. Ya no podía seguir trabajando en el bar ni ejercer su profesión de fotógrafo de prensa, pero tampoco se iba a quedar solo en casa viendo como pasaban los días. Carolina, a su vez, no quería seguir tantas horas fuera de casa en esa situación porque sentía que debía estar al lado de Jorge.

Así que juntos lo dejaron todo y se embarcaron de lleno en un mundo que, aunque desconocido totalmente por ellos, estaba muy relacionado con el hecho de tener dos hijos pequeños. Como respuesta a su propia necesidad de etiquetar la ropa de sus hijos, aprovechando sus contactos para conseguir materias primas, maquinaria y acabados, y con muchas dosis de ilusión, nacía Etic Etac, un pequeño taller de personalización de etiquetas para la ropa de los niños. Los que tengáis niños pequeños sabréis lo importante que es esto en el cole jeje.

Al principio era una idea que desarrollaron en el trastero de su casa de Madrid, al más puro estilo Americano. Vendían a sus amigos, familiares y contactos las etiquetas que hacían con los pocos recursos con los que contaban. Todo el mundo pensaba que se habían vuelto locos, que aquello nunca funcionaría y que no iban a poder sacar adelante a la familia vendiendo etiquetas adhesivas para la ropa.

Pero el que persigue su sueño acaba alcanzándolo y durante 3 largos años lucharon para crear más productos, reinvertir en maquinaria y darse a conocer a más potenciales clientes. Además, en 2006, iniciaron un casero desarrollo de venta por internet con la plataforma que en aquel momento era más conocida y accesible, OsCommerce.

Antigua versión de etic etac en OsCommerce

Es cierto que en aquella época era más fácil conseguir clientes por internet, pero lo que esta pareja consiguió fue impresionante. En muy poco tiempo su idea se convirtió en una empresa y en 2009 tenían tantas ventas gracias a su tienda online que tuvieron que trasladarse a un local comercial, ampliar maquinaria y contratar a 3 personas más. Y creciendo …

La tercera historia se llama “crecer y profesionalizarse. Cuando todo va bien, vienen más cambios”.

Los siguientes 3 años hasta hoy la empresa no hizo más que crecer, centenas de visitas diarias a su tienda online, decenas de pedidos todos los días, incluso centenas en épocas de temporada alta, no paraban de trabajar pero lo más importante es que estaban juntos y viviendo su sueño.

Este hecho, que aparentemente es positivo, empezó a provocar un sentimiento de preocupación en Carolina y Jorge. Ellos no eran informáticos ni expertos en comercio electrónico y marketing online, sin embargo el 95% de las ventas venían por su tienda online. Además habían oído que la plataforma OsCommerce, con la que tenían desarrollada su tienda, apenas estaba dando soporte y la gente estaba migrando a otras plataformas más modernas como Magento. ¿Podrían quedarse fuera de mercado? ¿Peligraba su crecimiento y por tanto su negocio? ¿Cómo podían asegurar su negocio y asentar su desarrollo de eCommerce?

Iniciaron entonces una búsqueda de nuevos socios que les ayudasen a enfocar y programar el cambio. Una labor difícil teniendo en cuenta la gran cantidad de opciones que hay en el mercado y la diversidad de opiniones sobre unas plataformas u otras. Que si Magento por aquí, que si Prestashop por allá, demasiada información. Además mucha gente le recomendaba que no hicieran ningún cambio, que todo lo que habían conseguido hasta entonces lo perderían, su tráfico caería, sus ventas se deplomarían, en fin, nada nuevo si lo comparamos con lo que les decían cuando empezaron con la empresa años antes.

Entonces, en diciembre de 2011 nos conocimos y nos mostraron su proyecto, sus inquietudes y sus miedos. Todo un reto para gente como nosotros con carácter emprendedor y sin miedo a lidiar con los cambios. Así que les dijimos que les queríamos acompañar en esta nueva etapa, profesionalizarla, hacerles crecer y que no se preocupasen porque en este cambio estarían acompañados por nosotros en cada momento.

En solo 4 meses se dio a conocer la nueva versión de su tienda online, desarrollada en Magento y personalizada a medida, con nuevo diseño, nuevas funcionalidades, nuevos enfoques, nuevos productos y nuevas ilusiones. Reconozco que el día de la inauguración era todo un acontecimiento cargado de nervios y de tensión ¿Le gustará a los clientes?, ¿Funcionará todo bien?, ¿Le caerán bien los cambios a Google y seguiremos en las primeras posiciones?

Nueva versión de Etic Etac en Magento

Pero un trabajo bien hecho solo puede salir bien y el en primer día de publicarla, a los pocos minutos, llegó el primer pedido. Esto quería decir que todo estaba saliendo según lo esperado, así que se montó una fiesta en el taller para celebrar tan esperado acontecimiento, pero la fiesta no duró mucho porque a los pocos minutos llegó otro pedido y después otro y después otro, así que tuvieron que ponerse a fabricar los encargos para entregarlos y dejar la fiesta para la noche.

A veces somos nosotros mismos los que frenamos el crecimiento por miedo a enfrentarse a los cambios, cuando lo único que hay que hacer es gestionarlos de la mejor manera posible y siempre con optimismo y energía.

Siempre habrá gente a nuestro alrededor que nos dirá que las cosas no se pueden hacer, que es mejor no cambiar nada que aparentemente funciona. Pero si todos hiciésemos lo mismo, el mundo no evolucionaría.

Ahora mismo hace falta gente valiente y con pasión para mejorar el mundo en el que vivimos empezando por mejorar su propio entorno y su propia vida. Gente que luche pos sus sueños, que viva sus ilusiones, que emocione a los demás con sus propias emociones.

¿Quieres cambiar el mundo? Empieza cambiando tu vida sin miedo al cambio.

Por cierto, si quieres disfrutar de su tienda no tienes más que entrar en www.etic-etac.com :)

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

6 comentarios

Deja tu comentario

  1. Maravillosa historia humana, de superación personal, como pareja, pasión, esfuerzo, cumplir un sueño… Y quien lo iba a decir, lo de las etiquetas funciona! 😉

    Hace un tiempo escribía también sobre los cambios en la web. A veces, sabes que necesitas cambiar, pero el miedo a equivocarte te frena. Es mejor equivocarse y reaccionar a tiempo, que dejar pasar un momento, una oportunidad, un sueño.
    Si esperas al momento idóneo, no llega.

    Genial post! Saludos!

  2. Valientes por dejarlo todo. La salud lo primero. En mi caso, llevo desde el año 2005 trabajando en él y ahora he podido colgar la web y la tienda on-line después de muuuchos percances.

    Felicidades y adelante !!!!

    Saludos,

    Miquel

  3. Genial post Javi, a ver cuando te pasas por la nueva ofi 😉

    Saludos!

  4. Gracias dani, enhorabuena por la ofi nueva :) en cuanto esté por valencia te doy un toque y paso a verte.

  5. Pingback: ¡A la moda con nuestros peques! / Etic Etac Blog | ETIC-ETAC

  6. Pingback: Estimados clientes... / Etic Etac Blog | ETIC-ETAC

Deja tu comentario