lois jeans post echaleku kuombo

Lois Jeans online. Formar parte de la historia de una marca legendaria gracias al ecommerce

Lois Jeans, la marca de tejanos, que nació en Valencia hace más de 50 años, concretamente en 1962 y que ha luchado contra viento y marea por competir en los mercados nacionales e internacionales contra las grandes firmas de la moda vaquera, ha permanecido en mi rinconcito de las Lovemarks preferidas desde que tengo uso de razón. ¿El motivo? No lo sé, pero imagino que su carácter gamberro, transgresor, alternativo, luchador y muy “nuestro” hace que se meta en mis genes y se asocie emocionalmente a ellos sin remedio.

Año 1987. Mis queridos Lois Jeans

Recuerdo mi época adolescente del instituto, primero con la movida Rockabilly en la que se imponían las marcas Lee y Lois Jeans. Luego cuando estudié en un internado en Murcia en el que, mientras mis compañeros optaban por marcas de moda en aquél momento como Desigual (en su primera época), Chevignon, Liberto o Levis, yo prefería “calzarme” mis vaqueros Lois, más rebeldes, más originales, más míos.

Ese toro bravo siempre me ha acompañado en mi vida, de alguna u otra manera, como signo de identidad, aunque he de reconocer que con mucha curiosidad de averiguar lo que había “dentro” de la marca y de la empresa.

Año 2003. Por fin conozco el interior de Lois

Cuando yo tenía mi empresa de diseño y fabricación de calzado y vivíamos nuestra mejor época, nos encontrábamos en plena búsqueda de nuevos clientes y de nuevas oportunidades de negocio. En ese tiempo seguía bastante las aventuras de la empresa propietaria de Lois Jeans y un día me decidí a contactar con ellos para proponerles que fuéramos los licenciatarios de fabricación de calzado de su marca insignia. Esto no pudo ser puesto que ya tenían otorgada la licencia a otra empresa, vecinos nuestros por aquél entonces. Lo que sí conseguimos fue que nos adjudicasen la licencia de otra de las marcas del grupo, la también mítica Caroche.

Así fue como empecé a conocer lo que siempre me había causado tanta curiosidad, los entresijos de la corporación responsable de una de mis marcas preferidas. Y durante bastante tiempo estuvimos creando el proyecto de calzado de Caroche, muy en contacto con los equipos de diseño y comerciales de la marca, aprendiendo a construir algo apasionante y donde pusimos mucha pasión y esmero.

Lamentablemente en 2006 mi empresa quebró y todo aquello voló por los aires sin remedio. A pesar de que intentamos que no desaparecieran todas las líneas de negocio, no fuimos capaces de aguantar el temporal y naufragamos con todas las naves.

Pero dicen que después de la tempestad viene la calma y en 2008, ya con las deudas de empleados y proveedores liquidadas, volví a  la carga con una nueva empresa, que hoy se llama Kuombo, y gracias a la cual pude tener contacto de nuevo con Lois.

¿Podría ser mi segunda oportunidad de formar parte de un proyecto tan apasionante con una de mis marcas preferidas?

Año 2011. Comienza Lois Online

Un día paseando por la calle me crucé casualmente con alguien de la directiva de la actual propietaria de la marca Lois Jeans y después de hablar un rato, ponernos al corriente de nuestros nuevos proyectos, nos despedimos sin quedar en nada concreto más allá del recurrido “pues a ver si nos visitamos algún día mutuamente”.

Ese mismo día por la tarde, después de “rumiar” todo lo que estuvimos hablando sobre la actual estructura de la marca, caí en la cuenta de algo importante. Pensé que tal y como estaban estructurados actualmente les iba a resultar difícil poder entrar en el ecommerce, como lo han hecho otras marcas de moda, ya que la actual propietaria de Lois no fabrica producto, ni tiene tiendas físicas, ni stock, ni logística, estando todo ello delegado en los diversos licenciatarios fabricantes de las diferentes líneas de producto Lois que existen en el mercado.

Así que me aventuré a llamarles para proponerles un negocio conjunto. La idea sería que Kuombo se encargaría del desarrollo global del proyecto ecommerce, incluida la logística y operaciones globales, como si de una tienda franquiciada se tratase pero en internet. Facturando las ventas desde nuestra razón social y comprando producto directamente a los fabricantes licenciatarios de la marca.

Después de varias reuniones en las que se plantearon diferentes escenarios y se habló con los diferentes fabricantes, se valoraron pros y contras, y terminamos firmamos un contrato de licencia de explotación de la marca Lois para comercio electrónico. Así nació Loisonline.com con una primera fase dirigida al público español y con vistas a ampliar a más países con el tiempo.

Ahora teníamos que correr porque queríamos lanzarla cuanto antes. En menos de un mes ya teníamos la primera Beta en la calle, con sus correspondientes bugs de programación, con poco catálogo, con más ilusión que recursos y con un gran camino por delante para desarrollar un sueño que se inició hace muchos años: formar parte de una de mis marcas preferidas.

Primera beta de Lois Online en 2011

>>> Primera beta de Lois Online en 2011

Las primeras ventas no tardaron en llegar y eso nos llenó todavía más de ilusión, pero pronto empezaríamos a descubrir las dificultades propias de cualquier comercio electrónico, todas aquellas relacionadas con la palabra “comercio” más que las del término “electrónico”.

El dropshipping, ese sistema de distribución basado en que el proveedor del producto asume el stock y que sirve directamente desde sus almacenes hasta el cliente final de la tienda, parecía tan fácil que no podía ser verdad. Pronto empezaron las dificultades

¿Qué pasaba con la sincronización de stocks con los diferentes licenciatarios? ¿Cómo se iba a gestionar un envío a un cliente que había hecho un pedido de varios productos de varios fabricantes? ¿Cómo íbamos a gestionar el stock de los licenciatarios que fabrican sobre pedido y que por tanto no tiene stock permanente para la tienda online? ¿Y qué íbamos a hacer con los grandes clientes de los licenciatarios que veían en la tienda online una amenaza más que una ayuda?

Año 2012. La maduración de Lois Online

Tengo que confesar que cuando arrancamos el proyecto no hicimos ningún plan de empresa. Solo unos números muy por encima para valorar que no estábamos locos y que aquello podría ser rentable. Además, menos mal que no lo hicimos, porque de haberlo hecho nos habrían salido muchas “mentiras” al no ser capaces de conocer al detalle todo lo que iba a acontecer posteriormente.

Así que con el día a día fueron saliendo las dificultades. Y trabajando fueron solucionándose y estableciendo una sólida base para un proyecto que pronto empezaría a crecer.

Asignamos una persona dedicada a la tienda online, atención al cliente, proveedores, etc. Empezamos a almacenar los productos de los fabricantes que no tendían stock y a hacer las compras por adelantado asumiendo nosotros el riesgo de dicha mercancía, comenzamos a consolidar la metodología de la logística desde varios almacenes y a centralizarlo desde nuestra gestión.

Fue el año en el que empezamos a crear y difundir contenidos propios en el blog de la marca y en las redes sociales, creciendo poco a poco en fans, seguidores y lectores de nuestros contenidos. Todo esto nos ayudó a entender mejor la filosofía de la marca y a conocer con más profundidad la evolución histórica que ha tenido en estos 50 años.

Lois Online en una de las versiones de 2012

>>> Lois Online en una de las versiones de 2012

Donde finalmente no pudimos entrar, por complejas cuestiones comerciales,  fue en la venta del catálogo de ropa, algo que representaba una meta importante a conseguir, ya que el objetivo principal era disponer de todo el catálogo de producto completo de la marca en internet.

No queríamos ser únicamente la tienda online de complementos y accesorios si no la tienda online global de Lois en internet.

Y aunque he de reconocer que en varias ocasiones estuvimos a punto de tirar la toalla, por la gran carga que suponía embarcarse en un proyecto tan global, al mismo tiempo que también crecía kuombo y otras líneas de negocio propias, no decaímos y continuamos adelante con lucha y pasión.

Gracias a esto, las buenas noticias no tardarían en llegar.

Año 2013. Lois vuelve a casa

Con todo el proyecto mucho más maduro y marchando a velocidad de crucero, asumiendo que seríamos la tienda online de accesorios y complementos sabiendo que no íbamos a disponer del catálogo de ropa, con ventas que iban creciendo trimestre a trimestre y con los propietarios de la marca cada vez más pendientes de todo lo que iba ocurriendo, nuestra tienda Lois Online despierta en los propietarios de la marca nuevas necesidades y nuevos retos.

Versión de Lois Online de 2013

>>> Versión final de Lois Online en 2013

Un buen día nos convocan a una reunión y nos plantean sus objetivos de marca, entre ellos los de darle un gran impulso a su imagen de marca global en internet, unificar todos los perfiles y líneas de negocio que hasta ese momento estaban dispersas por internet y valorar un proyecto de ecommerce ambicioso, internacional, con todo el catálogo de producto incluida ropa y gestionado desde dentro por la propia marca.

Básicamente nos dijeron que, gracias al trabajo realizado por kuombo, habían visto que el ecommerce era algo importante para Lois y que debería representar una de las líneas estratégicas de la marca para los siguientes años, y por tanto tendría que estar dentro de su estructura.

Así que propusieron comprarnos el proyecto para potenciarlo y escalarlo internamente.

En ese momento sentí algo parecido a lo que se siente cuando un hijo crece y se independiza (todavía no lo he vivido pero me lo puedo imaginar). Y me pasaron por mi cabeza todas las imágenes de los momentos clave del proyecto tal y como lo estoy contando ahora. Una mezcla de tristeza por “emanciparlo” y alegría por el reconocimiento y por conseguir un objetivo.

Lois Online volvería a casa para seguir creciendo con todo lo aprendido. Mientras kuombo pasaría a formar parte, aunque fuera en una porción muy muy pequeñita, de la historia de una marca legendaria que desde pequeño me ha tenido encandilado.

Ahora solo queda que, en mi nombre y en el de todos los componentes de kuombo (presentes y pasados) que han tenido contacto con este proyecto, agradezcamos a Lois y a su directiva el habernos dejado entrar en su casa y haber desarrollado este apasionante proyecto con el que tanto hemos aprendido y crecido profesionalmente y del que nos sentimos tan orgullosos.

Lois, esperamos verte pronto en lo más grande del panorama internacional y que nuestros caminos se crucen de nuevo. Adelante!!!

Vídeos resumen de la historia de Lois Jeans

Lois Jeans en la década de los 60′

Lois Jeans en la década de los 70′

Lois Jeans en la década de los 80′

Lois Jeans en la década de los 90′

Lois Jeans en el año 2011

Vídeo de Lois Jeans conmemorando el 50 aniversario de la marca

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

6 comentarios

Deja tu comentario

  1. Nacho Ferrer

    Enhorabuena equipo

  2. David López

    Felicidades Javier y equipo!

  3. Hola que tal, me parece bien la nota, nada es fácil en la vida de los negocios es impredecible pero meda gusto que nunca se desanimaron.

  4. Tenéis que invadir el Mercado de los Estados Unidos ,sobre todo en Miami,Florida se acordaran de mi ,muchas Felicidades .

Deja tu comentario