image

Confesiones. Soy culpable de ser social.

Es cierto que desde hace un tiempo no paro de participar, organizar o ayudar en la organización de eventos relacionados con el ecommerce, llámese #kuombocafe, #comidaecommerce, #almuerzoecommerce, #oloquesetercieecommerce.

Es cierto que desde hace un tiempo no paro de hacer ponencias, cursos y talleres de comercio electrónico.

Es cierto que desde hace un tiempo estoy en todos los “saraos” de ecommerce, de social media, de marketing online y de emprendedores.

Es cierto que desde hace un tiempo no paro por Twitter y redes sociales rastreando, conociendo, comentando y aprendiendo.

Es cierto que desde hace un tiempo escribo asiduamente en mi blog, en blogs de colaboradores, en blogs externos y en publicaciones de prensa además de contestar a todos los comentarios y atender a todos los que me mandan mails consultándome dudas o inquietudes (a estos últimos pido disculpas porque a veces tardo en contestar por la masificación de correos).

Si, señoría, todo esto es cierto, todo esto y mucho más. Me declaro culpable, pero aviso que seré reincidente porque seguiré haciéndolo por mucho que le pese a usted, señoría.

Usted podrá pensar que no trabajo, que me paso el día de juerga y de paseo con amigotes igualmente reincidentes. Entiendo que usted piense eso desde su posición de persona importante e imprescindible en su juzgado. Lo entiendo y lo respeto.

Pero déjeme explicarle algo. Yo no soy imprescindible en mi empresa como lo es usted, todo lo contrario, por eso me puedo ir tranquilo las veces que sea. Yo solo soy uno más que tiene una misión y que para cumplir dicha misión ha de hacer todo aquello por lo que me declaro culpable. Pero no solo soy uno más, si no que seguramente soy el que menos sabe y por tanto el que más tiene que aprender para ayudar al resto del equipo.

El equipo en conjunto que es el que realmente sabe, el que está realmente especializado, desde el primero hasta el último. Un engranaje perfecto que sigue teniendo mucho que aprender y que sigue teniendo mucha ilusión en seguir aprendiendo. Igual que yo, señoría.

Por tanto, por mucho que a usted le pese, seguiré haciendo todo lo que me apasiona y usted no podrá ponerme una pena para que no lo haga.

Seguiré aprendiendo de gente excepcional que conozco todos los días, grandes apasionados que encuentro en las redes sociales y que desvirtualizo en cada evento.

Seguiré conociendo el mercado, haciendo negocios y llevando esa información al resto del equipo para que todos mejoremos más y más.

Seguiré compartiendo experiencias con todo aquel que desee compartirlas.

Seguiré probando, creando, fallando, midiendo, volviendo a probar, acertando y volviendo a intentar.

Seguiré ilusionado porque me apasiona mi trabajo, porque me apasiona la gente, porque me apasiona compartir, porque soy social, porque soy parte de algo que nace con todos nosotros y quiero ver crecer.

Por el equipo no se preocupe usted que ya nos encargamos nosotros mismos de organizarnos, de comunicarnos y de coordinarnos. De verdad, quédese usted tranquilo y en paz.

Es cuestión de organización y de prioridades porque también hay tiempo de estar con mi hijo. De educarle y verle crecer mientras le facilitamos un presente que le asegure un futuro.

…. Y os preguntaréis “¿quien es la acusación?” A veces la vida, la propia conciencia, los miedos, los fantasmas internos, la incertidumbre y la duda.

Y esta reflexión es la absolución.

¿Culpable o inocente?

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

25 comentarios

Deja tu comentario

  1. Abigail

    Muy bueno Javier (como siempre) y creo que el veredicto está claro CULPABLE de todo de lo que te auto “acusas”, y creo que la condena también estaría clara, al menos en mi opinión: Disfrutar (como lo haces), sí disfrutar de todo ese ajetreo que llevas y especialmente disfrutar de tu familia como haces.
    Mis felicitaciones.
    Abigail :)

  2. Gracias Abigail, seguiremos siendo culpables mientras podamos jeje.

  3. Muchas veces debemos buscar tiempo para leer (y mucho más para escribir) en blogs, comentar en Facebook, compartir valor en Twitter, probar una nueva aplicación, etc.
    También debemos cuadrar horarios para asistir a eventos (aunque últimamente en eso estoy algo desencantado, sobre todo en los que se realizan en Valencia)
    El ser social es condición sine qua non para todo el que quiera dedicarse al marketing online. Es una bendición o una condena, según se mire.
    Yo te declaro culpable, pero seguro que por buen comportamiento y por ser útil para la comunidad te cae poco tiempo 😉

  4. René

    Y yo te doy la gracias por ser de esa forma Javier, ojala hubieran mas como tu.

    Saludos.
    René.

  5. Lo siento. Voy a testificar en tu contra y declarare que te he visto cometer todos los delitos de los que te acusas. Te van a sentenciar a ser feliz.

  6. Javier.

    Tengo que declarar Inocente. No puedo condenarte por hacer lo que debes :-)

    Enhorabuena por esta excelente entrada.

    Un saludo,

    José María

  7. Ojala y fuera todo lo contrario, y se premiara el trabajo altruista de muchos de vosotros por divulgar y compartir conocimiento al resto de la comunidad. Yo me quedo con lo esencial que es aprender unos de otros y ser conductor de esta labor social que, como apunta Bernat, de alguna manera estamos obligados por nuestro trabajo, aunque creo que detrás tiene que haber inquietud por querer una sociedad mejor

    Me pregunto si esta labor social no es propia de una ONG “Tecnológica”… que cosas se me ocurren antes de tomarme un café.

    Con todo lo expuesto pido, cadena perpetua para Javier por haber cometido dichos actos con premeditación y alevosía, por conducta reincidente, y por hacer apología de lo Social, y 20 años y un día para los que le escribimos porque también somos cómplices de tal delito.

  8. Un post genial. Me encanta. ¡Enhorabuena!

  9. patricia Jesse

    Javier, me repito:
    Enhorabuena por ser un crack!!!
    tu autenticidad te hace ser grande

  10. Javi un dia me levante pensando que la sociedad del conocimiento era posible con entradas como esta me siento vivo para seguir soñando,gracias.

  11. Daniel

    Javier ojalá hubiera más personas como tú. Otro gallo nos cantaría. Y gracias por compartir tus conocimientos con los demás. Un post muy bonito.

  12. Muy bueno Javier! Me siento identificado, pienso y me pasa lo mismo y tenia el mismo post en mente. De verdad! Somos culpables o inocentes? Yo lo tengo claro.
    Un saludo!

  13. Bernardo

    Muuuuuuuuuchisimas gracias Sr. Echaleku.
    Gracias a personas como ustedes la sociedad avanza compartiendo
    conocimiento.
    Don Javier, gracias!!!
    Yo le estoy muy agradecido.

    Salud
    Bernardo

  14. Gracias Daniel, no tiene ningún mérito. Si no tuviera el blog lo escribiría en una lista de notas privada, ¿qué más me da compartirlo?
    Gracias por tu comentario :)

  15. No me hables de usted y mucho menos de Don que me haces más viejuno jejeje.
    Gracias.

  16. Pues yo me confieso culpable de no haber leído nunca un blog… Hasta qué leí el tuyo. La verdad es que lo hice por saber mejor con quien estaba empezando a trabajar, pero me alegro de haberlo hecho. He disfrutado y aprendido leyendo cada artículo, post o como se llame. Enhorabuena!

Deja tu comentario