echaleku_iniciativa_pymes_tiempo_crecer

Tiempo de crecer: Una reflexión en una jornada con un mensaje positivo

La semana pasada estuve participando en la jornada La lucha nos hace grandes organizada por Iniciativa Pymes aquí en Valencia y sinceramente, fue uno de esos eventos en los que disfrutas de la charla porque estás contando algo que has vivido y reaparecen ciertas emociones y sentimientos.

No sé si conoces la iniciativa de esta organización en la que se han propuesto trasladar un mensaje positivo en este momento de transformación digital en el que se encuentran las empresas, o debería encontrarse más de una. El otro día leí que tan solo el 19% de las pymes están digitalizadas, así que aún queda mucho trabajo por hacer…

La verdad que hay mucha incertidumbre y dudas en el entorno más tradicional de los negocios y  muchas empresas no saben cómo afrontar esta digitalización o no conocen exactamente cómo deberían hacerlo, y esto en muchas ocasiones se traduce como el clásico miedo al cambio.

Bien, en esta ocasión decidí hacer reflexionar a la audiencia sobre este tema. Yo mismo me puse como ejemplo y mi participación se orientó a contar una experiencia personal que encajaba perfectamente para la ocasión.

echaleku_iniciativa_pymes_valencia

En ocasiones una empresa deja de dar los mismos buenos resultados que había estado obteniendo hasta el momento, y no es culpa de nadie, en un principio. Puede que la causa sea saturación del mercado o que simplemente que las necesidades de los consumidores cambian y hay que buscar la manera de volver a aportarles valor y conectar con ellos.

Es un momento delicado, porque ¿quién decide ese momento? y una vez tomada esta decisión, ¿cómo se implementa un cambio de esta calibre que afecta a toda la estructura de la empresa? No es fácil, sobre todo la primera parte en la que sientes que te frena tu convicción sobre la idea que en la que se sustenta tu negocio y por la que has luchado tanto, pero es necesario. Lidiar con esta confrontación que surge en uno mismo cuando es el responsable de una empresa es una decisión complicada.

A mi me ha ocurrido y no una, sino en dos ocasiones. La primera fue un cambio completo en los servicios que ofrecemos. Esto conllevó un cambio de marca pero con la misma filosofía de siempre, pasamos de ser Logocomunica a Kuombo. La segunda y más reciente fue el octubre pasado, y esta vez no hubo cambio de marca si hubo una fiesta que llamamos #kuombolución y que marcó un punto de inflexión en la vida de Kuombo. Decidimos que el servicio que ofrecíamos, tal y como lo planteamos había dejado de aportar el mismo valor a nuestros clientes. Así que nos repensamos y sacamos a relucir toda nuestra experiencia acumulada durante más de 7 años y tuvimos el valor suficiente como para cambiar la manera en la que ofrecemos nuestros servicios para adecuarnos a las necesidades del mercado y de nuestros clientes.  

echaleku_iniciativa_pymes_kuombolucion

La moraleja de todo esto es que una de las responsabilidades de un empresario es saber cuándo las cosas funcionan y cuándo no, y saber qué hay que estar dispuesto a contar con esta carta en la baraja de nuestro negocio. Pero ojo, no se trata de cambiarlo todo cada dos por tres, los cambios y la innovación surgen de la experiencia y esto es una decisión basada en el conocimiento y en la experiencia, y que por lo tanto tendremos que medir también para saber si ha sido la decisión más adecuada o todavía falta mejorarla.

Cambiar el modelo de negocio de una empresa no es malo, es reinventarse, es crecer y es estar dispuesto a situar a tus clientes en el centro de un negocio.

Espero que los asistentes consiguieran entender la importancia de estar siempre alerta y no tener miedo al cambio, al fin y al cabo era lo que quería hacerles llegar.

Y tú, ¿te has visto en alguna situación en la que tuvieras que cambiar todo y empezar desde cero?

 

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

No hay comentarios

Deja tu comentario

Deja tu comentario