post-video-marketing-clasificaciones

Vídeo Marketing. ¿Cómo ordenar la información?

Desde hace un tiempo a esta parte está muy de moda hablar de Vídeo Marketing, pero pienso que es una moda pasajera más, como cuando se hablaba de Social Commerce (s-Commerce), o de Mobile Commerce (m-Commerce) o de terminologías segmentarias similares. ¿Y por qué digo esto? porque sigo en mis trece de que todo lo que tenga que ver con “x-Commerce” o con “x-Marketing” terminará encuadrándose directamente en “Venta” y en “Marketing”, así, sin más aditivos, colorantes ni conservantes.

Para vender en cualquier canal primero hay que saber vender, para hacer marketing en cualquier canal primero hay que saber de marketing!

Lo que sí que me gusta es establecer clasificaciones para poder ordenar la información y trabajar una estrategia con más criterio, y en este post quiero plasmar la clasificación de los diferentes elementos a la hora de utilizar el vídeo en nuestras estrategias de marketing.

Clasificación de los elementos de vídeo en 5 tipologías:

Tipología 1. Canales:

Los canales son los medios a través de los cuales nos llega el vídeo, en esta clasificación podemos encontrarnos Internet como canal, pero también otros como un agente comercial que nos visita, la televisión, el cine, una tienda física o incluso la calle.

Tipología 2. Dispositivos:

Los dispositivos o soportes son los elementos físicos sobre los que se reproduce el vídeo. Estos pueden ser el smartphone, un ordenador, la smartTV o el aparato de TV, una tablet, el videowall de una tienda física, un mupi de la calle o unas gafas de realidad aumentada o de visión 360º

El dispositivo o soporte es físico y puede estar ubicado o conectado a diferentes canales. Por ejemplo: un SmartTV recibe información del canal TV y del canal Internet, mientras que un aparato de TV convencional únicamente recibe información del canal TV. Otro ejemplo sería un Mupi o un VideoWall que podamos encontrar en la calle o en una tienda física. Los canales en que nos encontramos estos dispositivos son la tienda física o la calle.

Tipología 3. Plataformas:

El siguiente nivel de clasificación serían las plataformas, es decir, los programas o herramientas en los que se reproduce el vídeo. Curiosamente donde encontramos más plataformas es en el canal online y además pueden estar en dispositivos de cualquier tipo incluso pueden convivir en canales físicos. Las plataformas más conocidas y utilizadas son Youtube, Vimeo, Facebook, Instagram, Plataformas de Pay Per View, Snapchat, Twitter, Periscope, LinkedIn y cualquier sitio web, tienda online, blog o landing page.

Es fácil que encontremos gente que se refiera a las plataformas como “canales”, dado que esa palabra es utilizada en plataformas como Youtube (mi canal de vídeo), de la misma manera que en la televisión hablamos de canales (o cadenas) a TVE1, Tele5, Canal Historia, etc. Pero en esa clasificación hemos querido diferenciar la nomenclatura ya que en marketing los canales son los que en este listado hemos mencionado.

Tipología 4. Formatos:

Los formatos hacen referencia a la forma de reproducir los vídeos, ya que pueden ser en diferido (un vídeo grabado que reproduzco cuando quiero), un vídeo en directo o streaming que solo puedo verlo en ese momento (aunque normalmente luego quede grabado), un vídeo efímero (como los de las historias de Snapchat o Instagram), también pueden ser interactivos de manera que puedo interactuar sobre ellos provocando acciones en el propio vídeo, o vídeos en 360º permitiendo una visión centralizada en mi punto de vista e incluso vídeos de realidad aumentada que añaden elementos virtuales a la realidad que en ese momento estoy viendo.

Tipología 5. Aplicaciones:

En este caso nos referiremos como aplicación a la finalidad para el que se ha realizado dicho vídeo (que no es lo mismo que el objetivo), pudiendo de esta manera clasificarlos en vídeos corporativos, de ficha de producto, elementos de confianza, educativos o tutoriales, venta en directo, campaña de ads, webserie, marca personal, webinar, inspiraciones, vídeo currículum, documental, cortometraje, largometraje, spot publicitario, publirreportaje o vídeo viral. Es importante hacer especial mención al vídeo viral, ya que por suerte o por desgracia nadie es capaz de saber las claves para conseguir un vídeo viral y cualquier tipo de aplicación podría convertirse en viral.

Con estas clasificaciones conseguimos ordenar un poco todo el espectro de elementos y el ecosistema en los que conviven los vídeos, pero lo realmente importante, como en cualquier estrategia de marketing, son los objetivos que se persiguen, como por ejemplo incrementar el ratio de conversión, mejorar los ratios de recurrencia de clientes, potenciar las acciones de generación de interés en los usuarios, ampliar los altavoces conseguidos en fase de referencia y otros muchos que podemos planificar en los embudos de marketing que utilicemos en nuestra estrategia, aunque de estos hablaré con más profundidad en otro post.

De momento te pregunto ¿Sabrías clasificar en estas 5 tipologías todos y cada uno de los vídeos que utilizas en tu estrategia de marketing? Prueba a hacerlo y descubrirás cosas interesantes. ¿Lo comentamos?

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

2 comentarios

Deja tu comentario

  1. Me encanta cuando gente que sabe, clarifica el tema de ésta forma… habiendo tanto charlatán y tanta gente (por tendencia) haciendo cualquier cosa últimamente

    ¡Saludos desde Paraguay Echaleku!

Deja tu comentario