Programa de aceleración ecommerce

Revolucionamos el comercio electrónico presentando el Programa de Aceleración Ecommerce

Tengo claro que sin riesgo no hay victoria. Tengo claro que sin caminar por lo desconocido no se descubren tesoros. Tengo claro que sin empujar una creencia, a pesar de los frenos de un sector, no hay innovación.

Desde que empezamos con esta aventura de Kuombo, hace ya 6 años, hemos vivido de todo, hemos aprendido mucho, hemos cambiado mil veces, hemos creado y desarrollado diferentes equipos de trabajo, hemos disfrutado o sufrido con multitud de profesionales, hemos mutado la forma en la que ofrecemos nuestros servicios, hemos crecido, hemos salvado todas las dificultades y siempre hemos salido airosos.

También hemos tenido todo tipo de clientes: pequeños, grandes, con éxitos, con fracasos, gentiles, amargos, afines, opuestos, constructivos, exigentes, pero todos han sido una oportunidad genial para aprender.

Y qué decir de esos maravillosos proyectos ecommerce, más de 100 puedo contar, desde nuestra época de “solo consultores” a nuestra filosofía actual de desarrollo integral a medida, pasando por aquella época en la que desarrollábamos sobre plataformas SaaS, enlatadas y de volumen. Y alguna web, y algún portal, y varios blogs.

Pero poco a poco todas aquellas peripecias, todos esos experimentos, todo ese esfuerzo, esos sabores dulces y amargos, ese aprendizaje, muchas veces forzado y a remolque del mercado, nos fue mostrando el camino.

Y con las canas llega la madurez y el conocimiento no se alcanza por inspiración si no por trabajo y disciplina. Y la experiencia no es cosa de años si no de veces, en ocasiones de muchas veces.

Y tras atar cabos, unir las piezas del puzzle, segmentar el mercado y crear nuestras oportunidades, rediseñamos nuestro ser, nuestra mente, nuestros servicios y los adaptamos a nuestra experiencia y a nuestros conocimientos.

Y después de meses de concentración, de hacer números, de promover cambios, de focalizar reflexiones, y de muchos cafés y algunas pizzas para templar discusiones, todo empezó a cobrar sentido, a materializarse, a ver la luz, a ser real y a tener entidad.

Y descubrimos el problema para diseñar la solución. Muchos años trabajando en el ecommerce nos han permitido conocer los entresijos del mismo y las nuevas batallas: falta de visitas, poca optimización en el embudo de conversión, necesidad de aumentar la recurrencia, cero recuerdo de la marca, falta de visión a largo plazo, carencias en la formación del equipo gestor del ecommerce, parches que solucionan problemas momentáneamente pero no a largo plazo… Todos estos problemas son comunes pero con las particularidades de cada sector.

Nuestra solución: la integración a través de la innovación.

Y para integrarnos hemos innovado, sí.

Innovación para diseñar unos productos concretos en forma de servicios paquetizados que se integran y solucionan unas necesidades complejas y muy concretas, con una propuesta de valor clara y extensa, para un tipo de cliente muy definido y común. ¿Qué clientes? Todos aquellos que ya tienen una tienda online en funcionamiento, que necesitan acelerar, que necesitan mejorar, que necesitan pasar a otro nivel.

Innovación porque al paquetizar y centrar hemos podido diseñar unos procesos basados en unos estándares de buenas prácticas que se pueden medir y mejorar. Y hemos conseguido encontrar un camino para ser más rentables, más óptimos, más certeros y más puntuales y puntillosos.

Innovación porque ya no hay cabida a la elección. Si tienes el problema somos la solución. Y para todo lo demás están los de siempre, que siguen siendo válidos.

Y con la innovación llega la revolución.

Revolución porque ya no importa lo que somos si no lo que hacemos. Puedes vernos como una consultoría ecommerce, como una empresa de desarrollo de tiendas online o como una agencia de marketing digital, tú eliges.

Revolución porque ya da igual si somos todo o parte de eso. Ahora somos lo que hacemos para poder ayudarte.

Revolución porque lo realmente importante ahora son nuestros productos y nuestra metodología. Nuestro hacer más que nuestro ser.

Por fin hemos lanzado el primer Programa de Aceleración Ecommerce y lo hemos acompañado con un rediseñado y perfeccionado Plan de Mejora Continua.

Y estos productos son únicos porque son nuestros, implantados con la experiencia y especialización del equipo al completo de Kuombo, donde planteamos, diseñamos, programamos, fotografiamos, medimos, analizamos, plasmamos, formamos… Como siempre lo hemos hecho, pero con un método mejorado.

Y siempre mirando hacia lo que necesita el mercado y el cliente, en lugar de compararnos con lo que se hace en el sector.

Ahora más que nunca Kuombo es ecommerce, ahora más que nunca Kuombo es la opción en lugar de ser una opción.

Ahora más que nunca Kuombo te busca a ti, ¿Quieres ser Kuombo? #BeKuomber.

Programa de aceleracion ecommerce

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

1 comentario

Deja tu comentario

  1. Muy buen articulo me gusto mucho a continuación comparto una información que me gusto mucho sobre ecommerce.

    puntos básicos para el salto de tu ecommerce

    Las nuevas tecnologías presentan nuevas alternativas para que, con una inversión mínima, cualquier pequeña empresa pueda llevar a otros países los productos y servicios que se quieren vender. En este sentido, alcanzar un mercado global es posible gracias a la implementación en las empresas de tecnologías de VoIP y de comunicaciones unificadas, que incluyen desde números internacionales gratuitos hasta la contratación de asistentes virtuales que pueden funcionar las 24 horas del día, de forma tal que sin importar el huso horario de los clientes, puedan comunicarse siempre con la empresa, garantizando un excelente servicio al cliente.

    La expansión internacional permite la ampliación de la cartera de clientes, pero esos clientes pueden ser de cualquier lugar, por lo que es importante tomar conciencia de que pueden existir costumbres y convenciones distintas en los lugares a los que se dirige la expansión de los que se tienen en el lugar de donde procede la empresa. Además de la cuestión cultural, existen una serie de cuestiones legales que no pueden descuidarse a la hora de afrontar la expansión internacional, para evitar posibles conflictos que ocasionen una pérdida de la reputación y la consiguiente pérdida de clientes.

    Esta expansión internacional va de la mano con Internet. La imagen que la empresa tiene en la red es fundamental para que los clientes se acerquen a ella bien sea para comprar sus productos o contratar algún tipo de servicio. Un buen diseño, una interfaz que facilite la navegación del usuario a través de las distintas secciones de la web, y una información clara, concisa y fácil de leer, son claves básicas para que la carta de presentación de la empresa en las redes sea la adecuada para atraer nuevos clientes. No se debe hacer pensar al usuario más de lo estrictamente necesario. Esto permite que la concentración del usuario no se disperse en intentar desentrañar cómo funciona la web, sino que su foco se mantenga en el producto o servicio ofrecido.

    Internet hace posible que cada vez más empresas pequeñas abran sus puertas a la expansión y abarquen más espacios en el mercado internacional. Invertir en las tecnologías necesarias y tomar conciencia del paso que se quiere dar, son factores claves para garantizar el éxito de una buena estrategia de crecimiento internacional para cualquier pequeña empresa.

Deja tu comentario