Miserias y verdades del “social-commerce”

¿Qué es el social-commerce?

Depende de quién lo diga, como casi todos los nuevos términos que aparecen diariamente en Internet. Hay quien habla de social-commerce al hacer referencia a la venta online por redes sociales, hay quien lo lleva hasta un punto más filosófico y amplio del término y lo utiliza desde el concepto social que tiene la nueva tendencia de la venta online.

Yo soy más partidario de usarlo en este segundo enfoque. Internet es social por definición y todo aquello que tenga que ver con la red deberá ser social, incluido el ecommerce. Pero no nos engañemos, en las redes sociales no se vende. Se pueden hacer millones de cosas, pero no vender. Nadie está en Facebook hablando con sus amigos y se pone a comprar.

Además, nadie en su sano juicio confiaría su tienda online a Facebook sabiendo cómo se las gasta, cómo cambia de forma y política en 5 minutos y cómo se desploma en bolsa fruto de un intento de falso engorde a base de piensos manipulados.

Pero ¿se entiende esto en nuestro país?

Como comentaba antes, se interpreta de muchas maneras, por tanto cada uno entiende lo que puede o lo que le interesa. Al final, estas múltiples interpretaciones se regularán con el sentido común. Luego, una vez deshinchada la burbuja y con una buena formación y experiencia, los conceptos tomarán posiciones y tendrá más importancia la esencia social que el nombre que se le ponga.

Es igual que el mobile-commerce. No hay un mobile-commerce, si no que la movilidad forma parte de la esencia de internet y debemos adaptarnos a ella. ¿Posibilidades? Todas, estamos naciendo como aquél que dice.

El ecommerce es un bebé en términos de historia empresarial y tecnológica. En nuestro país lo es aún más. Un bebé que crece rápido, que se llena de “palabros” y de “gurús” pero que en poco tiempo terminará la fase de “estirón” y entrará en una sana y sabia juventud. Cuando pasen unos años no hablaremos de social-commerce, ni de mobile-commerce, seguro que ni de ecommerce. Hablaremos de vender, de empresas que comercializan a través de diferentes medios. Multiplataforma, multimomento, multiespacio y multiculturalidad.

Pero, ¿todo esto es fruto de la crisis y morirá con ella?

La crisis no ha hecho más que alimentar falsas expectativas de que internet es barato, fácil y puedes forrarte sin esfuerzo. Más bien han sido ciertos poderes que nos han hecho creer eso. La crisis es un cambio de modelo económico y social que está dando paso a una mentalidad más abierta, crítica y exquisita.

Ya no vale lo que nos venden y nos convertimos en exigentes compradores y comparadores rastreadores de la red. En el mundo empresarial será igual. Entrará en el ecommerce el que pueda, esté preparado, tenga recursos, equipo y las cosas muy claras. Cuando eso ocurra habremos crecido, se habrá separado el barro del oro y el resultado será excepcional.

Imagino tiendas online con conceptos globales de fusión off y on. Imagino tiendas online en las que la multiplataforma no sea una elección si no algo necesario e inherente. Imagino tiendas online en las que la comunicación, la interacción y la relación con los clientes, proveedores y usuarios no tendrá barreras de hora, ni de espacio, ni de herramientas. Imagino tiendas online con un gran peso en estrategias globales de marketing gamificado y social que nos harán más agradable la interacción. Imagino una evolución tecnológica, empresarial, social, local y global de los negocios.

Ya no habrá gente pensando en montar tiendas online o debatiendo si vender en Facebook. Las empresas serán globales en su formato, filosofía y conceptualización. La crisis pasará y la empresa de mente online mejorará.

Suerte a todos en el futuro, que empieza imaginando desde el presente.

Javier Echaleku

Si te ha gustado este post, te invito a que lo compartas en las redes sociales y que hagas tus comentarios. Si no te ha gustado me encantará conocer tu punto de vista. No pretendo tener la razón en nada de lo que escribo y por ello tus comentarios serán perfectos para generar debate y contraponer ideas.

13 comentarios

Deja tu comentario

  1. Hola Javier,

    Muy acertado el Post. Aunque con el tiempo iran surgiendo nuevos conceptos y palabros, sobrevira el termino gamificar?

  2. Bueno, no iba a comentar porque como te he comentado por Twitter, no soy el mas indicado para relacionar venta online y redes sociales.
    Aun “asin”, doy mi punto de vista 🙂

    Mi parecer es que Facebook no sirve para vender, esta mas orientado a crear imagen de marca, dar soporte o similares, pero es complicado generar ventas.

    Por otro lado en Twitter si te limitas a meter como si fuera un RSS todos los artículos no te sigue ni el tato, y lo máximo a lo que puedes aspirar es a salir en búsquedas.

    Yo gestiono la cuenta de @pronetpc de un modo atípico, también con la ventaja que no vendemos nada, solo servicio de reparación de chismes.

    La cuenta es básicamente personal, opino, respiro (y casi como en/con Twitter)

    Lógicamente los seguidores saben que si se le rompe el Ipad o el portátil pueden contar conmigo y de vez en cuando, alguno nos encomienda su criaturita (cada vez de forma mas habitual)

    ¿quiere decir estro que todo el mundo debe usarla asi? No creo, pero un porcentaje alto de empresas podria hacerlo en vez de soltarte lo maravillosos que son 5 veces al dia.

    Bueno, a terminado mi charla. Si se te rompe algo, ya sabes donde estoy 😛

  3. Supongo que si. El ser humano tiende a ponerle etiquetas a las cosas, pero pensaremos en global.

  4. Jajaja, encantado de mandarte los “trastos” que se me rompan.
    En cuanto a lo que dices de twitter, pienso que no es un medio para vender. Sirve para interactuar, comentar y sobre todo escuchar.

  5. Jack

    Creo que se puede deducir por lo que dices, por ejemplo llevo pensando que realmente el momento de montar un ecommerce es ahora, ya que en este futuro próximo que vaticinas habrá infinitas mas barreras de entrada que las que hay ahora, es decir, las startups de hoy serán estas empresas multiespacio del mañana… pero para las startups del mañana, lo veo mas complicado.

    Me gusta pensar que históricamente vivimos en un momento irrepetible, para lo bueno y para lo malo, y que, bueno, todo cambio de modelo (o hasta de época, me atrevería a decir… la edad de los smartphones podría llamarse la nuestra xD) por un lado suele barrer a muchos de los que antes estaban cómodamente, pero para los early starters del nuevo modelo, son oportunidades únicas.

  6. Jack, totalmente de acuerdo, Pero no hay que olvidar a los que empezaron hace cinco años o más y ahora tienen garantizado un volumen de tráfico importante. Hoy en día lo difícil realmente es conseguir ese tráfico. Espacio mañana será seguramente más difícil, por lo tanto estoy de acuerdo en que hoy es el momento.

  7. O estas, o entras con el cuchillo en la boca… 🙂

    El mercado esta muy saturado en todos los sectores y el crecimiento y evolucion En el ecommerece es exponencial… De todas maneras, como en todo, quiza este rapido cambio sirva para afianzar a los que apuestan en serio por estos “canales”…

    Saludos!

  8. René

    Excelente post y excelente visión sobre social-commerce, obviamente es un sector muy cambiante en el que influye a su vez factores también muy cambiantes de por sí, pero hoy por hoy tu visión del presente y de futuro del mismo es de lo más aceptado que he leído a mi modo de entender.

    Saludos.
    René.

  9. Javier, me parece de lo más sensato que he leido desde hace tiempo respecto a ecommerce y social media. Ahora mismo es complicadísimo hacer discernir a muchos clientes lo que son los medios de interacción social genéricos, de lo que es el ecommerce a través de tiendas, plataformas, marketplaces, etc. Quizás también hay en este sector dudosos profesionales que abren falsas espectativas a los usuarios neófitos, con informaciones sesgadas y tendenciosas. Hay que ser claros y contundentes, internet es un medio excepcional y lleno de inmensas posibilidades jamás vistas, pero si quieres resultados y sobre todo buenos resultados, no puedes ni por asomo trazar una estrategia de venta online de tus productos o servicios, con perfiles gratuitos en redes sociales, para no gastarte un duro. Esto, como todo, tiene su coste si como digo, quieres resultados serios y que tu empresa sea tenida en cuenta como un actor a tener en cuenta. Lo demás es vagar por la red a ver que cae y perder un tiempo precioso lleno de alternativas apasionante para tu proyecto. Totalmente de acuerdo cuando dices que una vez desinchada la burbuja con buena formación y experiencia los conceptos tomarán posiciones. Acertadísimo!! Por cierto, la burbuja no es que se esté desinchando, yo creo que puede hasta explotar, me lo temía…

  10. Pingback: Mobile Commerce, Social Commerce, Whatsapp Commerce ¿Cúal es el mejor? Javier Echaleku – Pasión ecommerce – Kuombo.com

Deja tu comentario